miércoles, 27 de marzo de 2013

Loukas Vyntra: Madera de líder

La llegada de Loukas Vyntra fue recibida con cierta sorpresa por la afición levantinista. Quienes le conocen, saben perfectamente el nivel que es capaz de ofrecer; quienes no, han tenido algo más de un mes para comprobar sus dotes tanto en el centro de la zaga como de lateral e incluso mediocentro de contención. Es el momento de repasar brevemente tanto su trayectoria, focalizada en su totalidad en tierras griegas, como sus mejores cualidades.

Nacido en Mesto Albrechtice, provincia de la República Checa, el 5 de febrero de 1981, Loukas llega a un campeonato como el español a sus treinta y dos años con un recorrido más que suficiente y contrastado en el campeonato heleno. Hijo de padre griego y madre checa, goza de la doble nacionalidad, si bien ha participado internacionalmente defendiendo los colores del país natal de su padre en más de cuarenta ocasiones.

Su carrera futbolística se inició en el Paniliakos, donde tras una breve cesión al PAE Veroia, se convirtió en pieza fundamental. Después de tres exitosas temporadas, uno de los gigantes de la competición como el Panathinaikos se interesó en él para reforzar su defensa. Loukas logró el ascenso con su anterior club, y su fama de líder, polivalencia y notables cualidades defensivas llamaron la atención de la secretaría técnica de los prasini.

En su primera temporada logró el doblete (Liga y Copa), si bien su presencia en el equipo fue testimonial. Poco a poco, no obstante, fue haciéndose un hueco en el equipo. Destacó como lateral (tanto zurdo como diestro), si bien su empleo como central y mediocentro fue habitual, especialmente desde la llegada del holandés Henk Ten Cate a la dirección técnica. Con una media goleadora de entre dos y tres tantos en los últimos seis años, su poderío a balón parado también se suma como aval a un elenco de cualidades nada desdeñables.

Vyntra es un defensa contundente, comunicativo y con gran capacidad de anticipación. Rápido al corte, intenso y con una experiencia que, pese a estar limitada a la Superliga Griega, se extiende en las participaciones europeas casi continuas del Panathinaikos y en sus cuarenta y tres internacionalidades. Además, su historial de sanciones se limita a únicamente dos expulsiones en toda su carrera (una de ellas por doble amonestación). Va francamente bien por arriba y su ya mencionada polivalencia le convierte en un refuerzo de auténtico lujo, tratándose de una incorporación a coste cero. Su llegada, focalizada también en el próximo curso, confirma nuevamente el excelente trabajo de la secretaría técnica levantina dirigida por Manolo Salvador.



PERFIL PATROCINADO POR ERVIMA GRUPO