domingo, 3 de marzo de 2013

Iborra y Barkero dan en el derbi un punto que sabe a gloria

Siempre luchando contra la adversidad. Siempre mostrando su grandeza. El Levante hace bueno su dicho de "que grande es ser pequeño". Iborra y Barkero fueron los protagonistas de los goles que hicieron sumar al club granota un punto en Mestalla.

Iborra celebra el 0-1 (@Jorge Ramírez / Levante UD)
El guión del partido siguió la tónica prevista: un Valencia dominador al que le costaba avanzar con el balón, frente a un Levante que aguardaba bien atrás esperando sorprender a la contra, con una buena actuación de Acquafresca sustituyendo a Martins. Tras unas tímidas aproximaciones del conjunto local en el que estuvieron seguros Rubén y Munúa para evitar el peligro, saltaría acto seguido la sorpresa. En una jugada a balón parado, con un buen centro, la cabeza de Iborra se antepuso a todos y empujó dentro de las redes. Sí, tenía que ser él, Iborra, el pretendido por el conjunto ché. La euforia del jugador y la afición situada en Gol Xicotet Alto se hacía notar. Era el minuto 15 de juego y el club levantinista tomaba ventaja en el marcador.

Sin embargo, el Valencia reaccionó bien. No se escondió sobre el césped y bien pronto volvería disponer de ocasiones. Jonas fue el primero en buscar portería, sin acierto. Luego llegó el turno de Feghouli que hizo estar atento a Munúa -que volvía a la titularidad tras la sanción- quien cogió el balón con las manos; además Rubén probó una réplica con Guaita. Pero Jonas establecería la igualada poco después, en una jugada algo embarullada en la que la defensa del levante no acertó a despejar el peligro. Los de Ernesto Valverde se harían más fuerte con el gol y hacían daño por banda derecha. Fue precisamente antes del descanso, con el tiempo añadido, cuando Roberto Soldado marcó un auténtico golazo al empalar un centro desde esta banda. Otra vez el Levante veía encajar un gol en estos últimos minutos.

Barkero puso el definitivo 2-2 (@Jorge Ramírez / Levante UD)
Había sentado el gol como un jarro de agua fría para los de Juan Ignacio Martínez, aunque restaban 45 minutos en busca de al menos un gol. Tras unos minutos de tanteo entre ambos, pronto el míster granota decidió dar su oportunidad a Martins y Míchel, retrasando la posición de Barkero. A la larga fue un acierto, ya que el Levante por momentos comentó a jugar mejor. Por su parte ahora el Valencia tocaba con más calma el balón y seguía llegando arriba por bandas o balón parado, pero rara vez con acierte entre los tres palos. La defensa blanquinegra evitó en el último instante un posible gol de Míchel, cuando éste había lanzado de forma clara desde la frontal del área. Pero el final estaba por llegar y fue justo cuando, en ese preciso momento, un resbalón de Mathieu dentro del área lo aprovechó Barkero para hacerse con el balón y con el empeine superar a Guaita. Un tanto que enloqueció a muchos y que a la fin significaría el definitivo dos a dos que causaría reparto de puntos entre Valencia CF y Levante UD.


CRÓNICA PATROCINADA POR ERVIMA GRUPO