jueves, 14 de marzo de 2013

Adiós Europa League. Gracias Levante

Sonó el despertador. Se acaba un sueño. Un bonito sueño que muchos granotas vivían a la vez y del que no querían despertar nunca. Los guerreros del Levante han caído derrotados en la batalla de los 1/8 de final de Europa League. El frío de Rusia y el Rubin Kazan, con goles de Rondón y Dyadyun, mataron a la fiera granota tras dos horas horas de lucha.

El Zhar vs Rubin Kazan (@Jorge Ramírez / Levante UD)
Un partido que -precisamente- no tuvo un gran número de ocasiones de gol ni fue de fútbol vistoso. Quizás las condiciones climatológicas, el estadio, ambiente,... no ayudaron a ello. También el estilo fiel de ambos entrenadores de dar a sus equipos un carácter defensivo y sobretodo estar guardando bien la posición atrás. Tras un susto inicial en que Juanfran pudo lesionarse tras una dura entrada, comenzó la partida de verdad. Rondón esta vez sí daba señales de ser el hombre más peligroso del Rubin, mientras que el Levante intentaba salir rápido por bandas, en especial por la izquierda. Sin embargo, los disparos entre palos no llegaban salvo un cabezazo de El Zhar tras un centro de Juanfran, sino que se producían tímidas llegadas en las que los porteros o las defensas de uno y otro equipo terminaban desbaratando la ofensiva. A pesar de ello, los primeros 45 minutos concluyeron con el Levante merodeando más el área rival, buscando pases entre líneas.

La segunda mitad tuvo un mayor dominio del conjunto vestido de verde. Eremenko fue una pieza clave para conectar entre sus compañeros e ir encerrando poco a poco a los valencianos con el paso de los minutos. El Zhar dispuso de una buena ocasión con un tiro escorada desde la izquierda y buscando el bote del esférico para sorprender al guardameta, aunque su ocasión terminó fuera por escasos centímetros. La entrada de Valdo por Acquafresca dio un aire distinto al equipo, que le benefició en el sentido de ganar más balones por alto y que los hombres de atrás se sintieran más apoyados. Mientras, transcurría el encuentro y con él se aproximaba la prórroga. De no haber sido por Keylor Navas y la defensa hasta en tres ocasiones, protagonizando Rondón una de ellas, no se hubiera llegado al desempate.

Barkero vs Rubin Kazan (@Jorge Ramírez / Levante UD)
Con la prórroga en marcha y cuando iba a cumplirse el minuto 100 de partido, un excelente pase entre Iborra y Diop, al que no llegó tampoco Ballesteros en defensa, hizo que Rondón pudiera meter los tacos para superar a Keylor en su salida a la desesperada. Todo seguía igual: el Levante necesitaba un gol, con la diferencia de que ahora no habría empate y se tendría que conseguir en veinte minutos. Lógicamente, el club granota se volcó al ataque y Valdo a punto estuvo de aprovecharse de un fallo del portero del Rubin. Pero con Barkero roto sobre el campo, el cansancio, los cambios consumidos y la desesperación propició que llegara la sentencia. Ballesteros había probado con un disparo lejano, fuerte y buscando el efecto de balón para anotar la igualada, pero lamentablemente no lo consiguió y pilló descolocado al equipo para que Dyadyun se quedara mano a mano ante Keylor Navas y también lo superara. No había más que hacer, con poco tiempo por delante, y el Levante caía eliminado en Rusia. 

Acaba la andadura en Europa League. La primera de la historia; quizás no la última, quien sabe. Pero de lo que no puede dudar ningún aficionado al fútbol es del mérito de lo conseguido por esta plantilla y a la que hay que decir: Gracias Levante.

CRÓNICA PATROCINADA POR ERVIMA GRUPO