jueves, 21 de febrero de 2013

Las puertas del Olimpo se abren en Atenas

Tres goles de ventaja, portería a cero como local... Todo parece preparado para una auténtica fiesta del levantinismo. El equipo con el presupuesto más bajo de la máxima categoría del fútbol español se encuentra a las puertas de certificar un histórico pase a octavos de final de la UEFA Europa League. Enfrente, dos factores francamente poderosos: Por un lado, la capacidad futbolística de un conjunto que actualmente lidera con puño de hierro el campeonato heleno, y por otra parte el noble pero infernal ambiente que se genera en el Estadio Giorgios Karaiskakis (que recibe su nombre, como dato curioso, en honor al general que condujo a Grecia a la independencia en 1821).

La irrespirable atmósfera de aire blanquirrojo no debería ejercer una sobrepresión sobre los pupilos de Juan Ignacio Martínez. El técnico les ha aleccionado sobradamente y espera no dar cabida a sorpresas ni sustos tan desagradables como innecesarios. Evitar viajar en un alambre durante el encuentro es una premisa fundamental, ya que en este marco de tensión e incertidumbre son sus jugadores quien realmente tiene mucho que perder.

La ilusión por bandera, como siempre, y un sector de la afición (desde aquí os mandamos un saludo) que en minoría (aproximadamente cien aficionados) se ha desplazado a tierras atenienses. Ver a tu Levante muy cerca de perpetrar una hazaña que se escribirá en las páginas más doradas de su honrosa historia y de paso disfrutar de la cultura, la historia y la belleza que aúna una ciudad como Atenas es un auténtico privilegio. Eso sí, tendrán que gritar y de lo lindo para contrarrestar a una afición local que ya vimos cómo se las gastaba en Orriols (donde unos pocos coparon gran parte de los decibelios en las proximidades).

En lo deportivo, un Míchel un poco quejica espera que los árbitros le devuelvan parte de esa suerte que muchos nunca han sido capaces de vislumbrar pero que para otros es un verdadero dogma de fe. Sin embargo, debería focalizar sus críticas e ironías sobre un equipo que no exhibió en el encuentro de ida el potencial Champions que se le antoja. El Levante, por contra, espera seguir prolongando su buen estado de forma y firmar, de la mano de los hombres referencia, un glorioso encuentro que les encumbre a las puertas de un Olimpo que cada día merecen más y más...


PREVIA PATROCINADA POR ERVIMA GRUPO