miércoles, 13 de febrero de 2013

Con la ilusión por bandera

El levantinismo espera con una mezcla de entusiasmo y nerviosismo la que será, sin duda alguna, la noche más relevante de su longeva historia. El duelo ante Olympiacos se escribirá en una página dorada y con un tinte onírico inapelable que, por suerte, amenaza con no desvanecerse pronto. Un rival de enjundia, con cierto caché a nivel europeo, pero que a día de hoy, más si cabe tras lo visto en los meses pasados, se antoja superable. Se necesitará, eso sí, el máximo nivel de intensidad de todos y cada uno de los jugadores durante los ciento ochenta minutos y, por qué no decirlo, que la suerte también acompañe.

-Fotografía: Mundo Deportivo-
Juan Ignacio contará con casi la totalidad de sus soldados, a excepción del gran líder y capitán Sergio Ballesteros (sancionado por la UEFA después de provocar una tarjeta amarilla ante el Helsinborgs con el objetivo de llegar limpio de amonestaciones a dieciseisavos de final) y del griego Loukas Vyntra. El central, que debutó y de manera brillante el pasado sábado ante el Málaga, no puede disputar competición europea tras haberlo hecho ya con su anterior club, el Panathinaikos. Precisamente, desde el vestuario azulgrana se ha tomado buena nota del conocimiento y de las indicaciones del curtido zaguero, quien tras más de una década en la máxima categoría del fútbol heleno, es perfectamente sabedor del potencial del cuadro albirrojo. 

Quiénes sí estarán disponibles para el técnico alicantino serán los dos hombres referencia en la punta de ataque. Por un lado, Obafemi Martins. El nigeriano, que no llegó a tiempo de ser inscrito para la fase de grupos, gozará mañana de sus primeros minutos en la competición. También podría disfrutar de su estreno el recién llegado Robert Acquafresca, después de ser descartado para el último choque liguero. El italiano lucirá el dorsal 87 (ojo, solamente para la UEFA Europa League), mientras que Valdo vestirá el 52 en su espalda. 

Tras lo acaecido en la rueda de prensa previa, parece ser que a excepción de la ausencia forzosa de Sergio Ballesteros, el Levante plantará su once de gala sobre el césped de Orriols. Enfrente estará el Olympiacos, entrenado desde hace apenas unos días por un viejo conocido del campeonato nacional como es Míchel González. El preparador madrileño inició con un triunfo por la mínima como visitante su andadura en El Pireo, consagrando todavía más el poderío del equipo en su competición doméstica.

Lógicamente, contará a su favor con el hecho de conocer perfectamente el estilo y la forma de trabajar los partidos desde el inicio hasta el final del combinado levantino. No obstante, contará con una serie de bajas sensibles que condicionarán su once inicial sobremanera. El colombiano Juan Pablo Pino (clave en la profundidad por bandas), Marko Pantelic y, sobre todo, el valenciano David Fuster (pilar futbolístico de la entidad) no han viajado con la expedición. Un duelo trepidante, un choque de estilos con un final impredecible. En apenas unas horas, la primera batalla de una guerra sin cuartel...


PREVIA PATROCINADA POR ERVIMA GRUPO