jueves, 1 de noviembre de 2012

UD Melilla - Levante UD: La hora de los menos habituales

El Levante UD visita en la tarde de hoy (sin retransimisión televisiva alguna) a la UD Melilla en el encuentro de ida de los dieciseisavos de final de Copa de SM El Rey. Un equipo que sufre las inclemencias de la categoría de bronce del fútbol español (capaz de fluctuar desde los puestos más altos hasta las entrañas del infierno, caso actual) y que espera, de la mano de la competición copera, prolongar lo que ya, hasta día de hoy, es casi un sueño para su fiel hinchada.

Juan Ignacio Martínez ofrecerá una oportunidad a los menos habituales de demostrar su aptitud y valía dentro de un grupo en el que, como habitualmente recordamos, la sana competencia y la máxima autoexigencia se antojan como factores fundamentales de cara a un final de temporada exitoso en las tres competiciones en las cuales lidia el club.

Navarro, El Zhar, Juanfran, Iborra, Gekas, Diop, Barkero y Dudka se han quedado fuera de una citación en la que, nuevamente, está presente el joven Rubén García. Casi convertido en un revulsivo habitual, el joven valenciano será de la partida, y tendrá la oportunidad de demostrar una vez más las cualidades que le avalan como uno de los diamantes en bruto de la cantera levantina.

Quien vivirá una auténtica reválida será el ariete canario Ángel Rodríguez. Su dubitativo inicio de curso, sumado al buen estado de forma de Martins y a la presencia en la plantilla de un ariete contrastado como Theofanis Gekas, hacen que se comience a cuestionar su continuidad a partir del mes de enero. No será menos exigente a nivel personal el encuentro para el italiano Massimo Volta. Con casi total probabilidad, vivirá su estreno con la camiseta azulgrana en el Álvarez Claro (que, por otra parte, se espera presente una gran entrada). Los técnicos no se encuentran satisfechos, hasta el momento, con el rendimiento ofrecido en los entrenamientos, y ahora mismo se sitúa como cuarto central de la plantilla por detrás de Ballesteros, David Navarro y Héctor Rodas, con quien formará pareja de inicio.

En definitiva, un envite sin demasiada trascendencia (tratándose de una eliminatoria a ida y vuelta), pero que sin duda supondrá un punto de inflexión en la trayectoria dentro de la entidad de algunos hombres que, a día de hoy, parecen tener un pie fuera de la misma. Es vuestro momento.