jueves, 29 de noviembre de 2012

Roger abre el camino para la clasificación a octavos del Levante



El Levante UD consigue remontar de la mano de Roger
El Levante Unión Deportiva consigue la clasificación para octavos de final tras conseguir remontar la eliminatoria de Copa del Rey (1-0 adverso) frente a la UD Melilla. Un tanto de Karampelas abrió el marcador, pero Chota igualaría al poco. Con las lesiones de Rodas y Pedro Ríos, posteriormente fue clave la entrada de Roger para sacar el resultado necesitado. Gracias a un gol de este último, una falta de Míchel y un penalti tranformado por Iborra, el conjunto granota firmaría el definitivo 4-1 y su pase a la siguiente ronda en un encuentro en que se fue muy superior.

Sin embargo, el inicio del choque plasmó a un Levante incapaz de imponer un estilo, un dominio y una jerarquía a la que probablemente no está acostumbrado. La falta de fluidez era plausible en los jugadores, y por si fuera poco, la desgracia de las lesiones se cebó con el cuadro azulgrana. En el minuto 14, Pedro Ríos se vio obligado a abandonar el terreno de juego, dejando su puesto en banda derecha al marroquí Nabil El Zhar. El joven extremo fue uno de los pilares del exitoso devenir del encuentro.

En el minuto 25, y con la generosa colaboración de toda la zaga visitante, Nikos Karampelas remachó al fondo de las mallas un excelso envío de Míchel Herrero a balón parado. El heleno, que sigue sin ofrecer su mejor registro, se reivindicó así como un efectivo que es capaz de ofrecer otras posibilidades en el perfil zurdo. No obstante, poco duraría la alegría de los locales. Dos minutos más tarde, y tras un centro desde la esquina, el ex levantinista Chota certificó la igualada provisional. Por respeto a su pasado no celebró el tanto, pero sí trasladó la alegría y el delirio al banquillo alba.

Tras el paso por vestuarios, debió ser el central Héctor Rodas quien abandonase el terreno de juego. Su puesto en el eje de la zaga lo ocupó Vicente Iborra, cumpliendo con solvencia. El partido necesitaba de una chispa, de un golpe de efecto que decantase la balanza de un lado o de otro. Y fue el canterano Roger Martí quien se encargó de dinamitarlo. Porque está ahí cuando se le necesite, porque es capaz de aportar minutos de calidad y crecer de la mano de este equipo. Y Juan Ignacio lo sabe.

En su primera acción sobre el verde, convirtió un centro de Míchel Herrero (omnipresente en las acciones determinantes) desde la derecha. La emoción se instauró de nuevo en la eliminatoria, y el miedo empezó a pesar en las piernas de los jugadores del Melilla. Y quién si no, Míchel, se encargaría de anotar el tercero de la noche. Soberbio golpeo de libre directo (con una barrera colocada de manera discutible) y remontada cumplida.

Todavía quedaría tiempo para que el joven delantero torrentino encontrase un agujero en la defensa visitante y provocase una pena máxima y la expulsión del central rival. Iborra transformó y sentenció. La tarjeta roja recibida por Míchel, uno de los grandes protagonistas, a causa de una doble amonestación absurda. Zaragoza o Granada esperan, y con la ilusión y el talento de alguno de los jóvenes valores, todo es posible.

FICHA TÉCNICA:

4- Levante: Navas, Pedro López, Volta, Héctor Rodas (Iborra, m.56), Nikos; Pallardó, Míchel, Serrano (Roger, m.60), Pedro Ríos (El Zhar, m.14); Rubén y Ángel.

1- UD Melilla: Dorronsoro, Mahanan, Dani Fragoso, Sergio, Sánchez; Fausto Atienza, Quique (Nacho Aznar, m.77), Jairo, César Díaz (Domenech, m.70); Velasco (Amarito, m.66) y Chota.

Goles: 1-0, m.25: Nikos. 1-1, m.26: Chota. 2-1, m.62: Roger. 3-1, m.75: Míchel. 4-1, m.85: Iborra, de penalti.

Árbitro: González González (C. Castellano-Leonés). Amonestó por el Levante a Míchel y Roger, y por el Melilla a Dorronsoro, Sánchez, Sergio y Fausto Tienza. Expulsó al local Míchel, por doble amonestación (m.87) y al visitante Sánchez, con roja directa (m.84).

Incidencias: partido correspondiente a la vuelta de los dieciseisavos final de la Copa del Rey, disputado en estadio ''Ciutat de Valencia'' ante 11.197 espectadores.