lunes, 12 de noviembre de 2012

El Real Madrid de Mou superó al Levante a la cuarta vez

En un día en que la climatología no acompañó, en un día que nuevamente dará mucho que hablar, en un día en el que -porqué no- también sentirse orgullosos, el Levante cayó derrotado por el Real Madrid de Mourinho. Cuatro partidos tuvieron que pasar para que desde que llegó el técnico portugués y desde que el Levante inició esta nueva etapa en primera, anotaran un gol a favor y consiguieran llevarse la victoria del Ciutat de València.

-FOTO: Xabi Alonso y Barkero disputan un balón-

El césped estaba en condiciones poco prácticas para el fútbol, sobretodo en la banda de Tribuna. El balón comenzó a rodar; al menos lo que podía. Nada más iniciarse el match, Cristiano Ronaldo vio como David Navarro partía su ceja debido a un codazo recibido en un salto a destiempo. El portugués estuvo varios minutos siendo atendido por los médicos. Comenzaron a llegar así las ocasiones: un derechazo de Diop desde la frontal, un casi remate de David Navarro, un lanzamiento de Juanlu,... Las ocasiones granotas se repetían en mayor número. En cuanto a juego, las fuerzas se equiparaban. Pero en la primera aproximación blanca llegó el gol, de Cristiano Ronaldo, que recogió y controló un mal despeje de David Navarro para luego fusilar a Munúa y adelantar al Real Madrid.

Era el ecuador de la primera mitad y el tanto desestabilizó a los granotas, que vio como durante unos minutos retrasaba posiciones. Las intimidaciones leves de los visitantes eran la tónica del partido ahora, pero nada que hiciera peligrar en exceso para llegar el segundo gol. Así fue, con ventaja de cero a uno se señalaba el camino de vestuarios.

Tras la reanudación, Mou fue conservador. Sentó a Cristiano Ronaldo y dio entrada al defensa Albiol. El santo Iker Casillas demostró porque es es de los mejores porteros. Un cañonazo desde treinta metros de Juanlu y otro disparo lejano de Barkero impidió el guardameta que se tradujeran en el empate. Pero el Levante se descentró defensivamente, especialmente a balón parado. De no ser por Munúa, Diop y los palos, Pepe y Sergio Ramos pudieron haber ampliado diferencias. Pero llegó la épica y Ángel, estando pocos minutos sobre el césped, pondría el empate. Una asistencia de Martins y una perfecta resolución superando a Casillas con una vaselina, hacía ponerse en pie a todo el Ciutat de València. Su posición era de fuera de juego pero el linier falló en esta ocasión para los intereses de los blaugrana.

Pero el show no había acabado y Muñiz Fernández también quería tener protagonismo. Señaló un penalti a favor del conjunto de la capital, al ser éste fuera del área. Por suerte, se hizo justicia y Munúa detuvo la pena máxima a Xabi Alonso, quien lanzó muy mal y centrado. Pero hubo tiempo de más. Tras una internada de Juanlu desde la izquierda y cuyo remate se fue demasiado cruzado, Morata dispuso de minutos y anotaría el definitivo tanto. En otra falta muy rigurosa, se botó hacia el centro del área, el Levante hizo un mal marcaje y el delantero empujaba a placer el balón. La desesperación causada por el señor colegiado y este gol a escasos minutos del final, impedirían cualquier tipo de reacción y la derrota del Levante.

El partido no terminó ahí ya que, tras el pitido final, se hicieron acusaciones de provocaciones y agresiones hacia jugadores de ambos equipos y no descartando tomar medidas legales.

Ficha técnica:
1. Levante UD: Munúa, Pedro López, David Navarro, Ballesteros, Juanfran; Iborra, Diop (Rubén, m.86), El Zhar (Ángel, m.55), Juanlu; Barkero (Michel, m.86) y Martins.

2. Real Madrid: Casillas, Arbeloa (Kaká, m.70), Ramos, Pepe, Coentrao; Xabi Alonso, Essien, Ozil (Morata, m.82), Di María, Callejón y Ronaldo (Albiol, m.46).

Goles: 0-1, m.21: Cristiano Ronaldo. 1-1, m.62: Ángel. 1-2, m.84: Morata.

Árbitro: Muñiz Fernández. Amonestó a los locales Ballesteros, Iborra, El Zhar, Juanlu, David Navarro y Pedro Ríos, y al visitante Cristiano Ronaldo.

Incidencias: partido correspondiente a la undécima jornada de la liga BBVA, disputado en el Ciutat de Valencia ante 20.805 espectadores. Terreno de juego en malas condiciones. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Amaparo Capilla y de Antonio Vich.