jueves, 25 de octubre de 2012

La ilusión no tiene límite

El Levante UD sigue haciendo historia, y en la tarde de hoy escribió una nueva hoja con letras de oro en su andadura por Europa, imponiéndose por tres tantos a cero al FC Twente, actual líder de la Eredivisie. El cuadro rojo sucumbió ante el poderío y las armas de un soberbio Levante, capaz de sobreponerse a base de casta, coraje y destellos puntuales de talento de algunos de sus jugadores a los instantes iniciales de acoso local para así acabar deleitando a una afición que espera no despertar jamás del auténtico sueño en el que viven gracias a este grupo de valientes. Segundos de grupo, y con cuatro puntos de ventaja sobre los holandeses. ¿Qué más se puede pedir?
                                                      

  -Fotografía: AS.com-

Bajo un continuo manto de agua dio comienzo el primer acto. El Twente pronto se hizo con el control del esférico e instauró el ritmo deseado por su entrenador al encuentro. Circulación de pelota fluida, siempre pasando por las botas de Danny Landzaat, y profundidad por banda mediante las internadas continuas de Dusan Tadic y Nacer Chadli, cuyas diagonales traían de cabeza a una novedosa zaga azulgrana. El Levante esperaba agazapado, por momentos temeroso, a que el contragolpe fuere arma suficiente para derribar el entramado de los neerlandeses. 

La primera ocasión del encuentro cayó del costado azulgrana. El griego Theofanis Gekas se plantó solo ante el guardameta visitante, tras un genial envío de Pedro Ríos, pero no fue capaz de culminar la acción con acierto. Instantes después llegó la réplica por parte de Chadli. El extremo belga incidió desde el perfil izquierdo y armó con valentía su pierna diestra para dejar temblando el travesaño del marco defendido por Keylor Navas.

La polémica y el desacierto del colegiado ruso hicieron acto de presencia tras veinte minutos de encuentro. En primer lugar, no señaló una clara pena máxima a favor del Levante tras un derribo sobre el senegalés Diop. Seguidamente, un bello tanto del hombre más peligroso del cuadro tulipán, el serbio Tadic, fue anulado por considerar que su compañero Luc Castaignos (en supuesta posición antirreglamentaria) intervenía en la trayectoria del lanzamiento. El poco acierto del joven y talentoso delantero fue clave para que se llegara al ecuador del encuentro con tablas en el electrónico.

El paso por vestuarios sentó más que bien a los chicos de Juan Ignacio. La intensidad y la agresividad fueron in crescendo, y el equipo se despegó poco a poco de la apatía y la extrema rigidez a la que su rival estaba sometiendo. El devenir del encuentro transitaba sin rumbo en los primeros minutos de la segunda mitad, y parecía imperativa la necesidad de una acción clave y determinante que decantara la balanza de uno u otro costado. La misma se produjo en el minuto cincuenta y siete, cuando un centro del griego Karampelas desde el carril zurdo golpeó en la mano de Douglas. El zaguero carioca evitó el camino de los vestuarios de manera milagrosa (debió ser castigado con la segunda amonestación), pero no que el certero golpeo de Míchel Herrero desde los once metros, haciendo inútil la estirada de Mihaylov, estrenase la cuenta goleadora de los levantinos.

Los cambios en ambos bandos anestesiaron el ritmo del choque, que pese a la exigua ventaja, parecía controlado por el Levante sin excesivas complicaciones. A falta de diez minutos para el final del mismo, una preciosa acción combinativa del cuadro azulgrana, con un bello centro de Pape Diop (quien cuajó su mejor partido desde su llegada a tierras valencianas) desembocó en un servicio asequible de Míchel a las botas de Pedro Ríos, quien apareció en el segundo palo para culminar la misma sin oposición. Con este segundo tanto, los pupilos de McLaren bajaron los brazos definitivamente, y de nuevo el volante gaditano, tras un rechazo del portero al previo lanzamiento de Rubén García, establecería el definitivo tres a cero. Un triunfo solvente de un equipo entregado, maduro, que crece a pasos agigantados y alimenta día a día, partido a partido, las más fervientes ilusiones de su fiel afición. Sin duda, una noche mágica que ni siquiera el triste cielo valenciano fue capaz de aguar con su amargo manto pluvial.

Ficha Técnica:

3- Levante UD: Keylor Navas, Lell, Ballesteros, Héctor Rodas, Karambelas, Diop, Iborra, Pedro Ríos, Míchel (Barkero, m.86), Juanlu (Rubén, m.72) y Gekas (Ángel, m.63).

0- FC Twente: Mihaylov, Rosales, Douglas, Bengtsson, Braafheid (Cabral, m.62), Brama, Gutiérrez (Schilder, m.62), Landzaat (Jansen, m.68), Tadic, Castagnos y Chandli.

Goles: 1-0, m.59: Míchel, de penalti. 2-0, m.78: Pedro Ríos. 3-0, m.87: Pedro Ríos.

Árbitro: Vladislav Bezborodov (RUS). Amonestó por el Levante a Karambelas, Ángel, Ballesteros y Rodas, y por el Twente a Douglas, Schilder y Bengsston.

Incidencias: partido disputado en el estadio Ciudad de Valencia ante 8.500 espectadores. Terreno de juego rápido por la lluvia que cayó antes y durante el encuentro.

Felicitamos a Perico_Bdn, Antoni Paterna y Borja Sanchis por ser los primeros acertantes del resultado exacto de La Porra de Mundo Levante UD, con su pronóstico del 3-0. ¡Enhorabuena!