lunes, 1 de octubre de 2012

Análisis del Hannover 96: El Milagro de Slomka

El Hannover 96, el conjunto alemán, será el segundo rival europeo del Levante Unión Deportiva en la fase de grupos de Europa League. Un equipo que no es el más conocido de la Bundesliga, pero sí de lo más destacado a base de esfuerzo y buen trabajo. En Mundo Levante UD, hoy y gracias a la colaboración de Dani García Roig (especialista en la Liga Alemana), os traemos el análisis de como es dicho equipo. De paso, os invitamos a visitar su blog llamado Pelotas en Alemania. Muy recomendable.

Un poco de historia reciente y actualidad

El 8 de Mayo de 2010 quedará grabado en la memoria del Hannover como el antes y el después en la historia del equipo de la Niedersachsen (Baja Sajonia). Se medían en Bochum el equipo local y el Hannover, que ya por aquel entonces entrenaba Mirko Slomka, quién llegó para sustituir en la segunda vuelta a Andreas Bergmann. El partido era a vida o muerte, literalmente, ya que quién perdía se iba al hoyo de la 2.Bundesliga. Finalmente, el conjunto visitante logró ganar con autoridad 0-3 y el equipo se salvó, cerrando así una temporada nefasta donde lo deportivo pasó a segundo plano. La victoria fue dedicada a un jugador que no pudo acabar la temporada, pero que siempre estuvo presente en lo espiritual. Hablamos de Robert Enke, el portero que decidió poner fin a su vida arrojándose a las vías del tren. La temporada para los jugadores y los aficionados, empezó a hacerse muy dura desde aquel triste 10 de Noviembre de 2009. Finalmente terminó la temporada con una sonrisa y la sensación de que hacía falta una reforma de arriba a bajo. Slomka traía buenos antecedentes. Llegó a meter al Schalke en Champions League y ya conocía al club, donde militó tres temporadas como segundo entrenador de Ralf Rangnick.

Empezaba una nueva campaña, la 2010-2011, y el Hannover partía como un equipo dispuesto a no sufrir para la permanencia. Pero nada más lejos de lo que posteriormente se vería, un equipo que sin grandes nombres empezó a deslumbrar con una apuesta ultraofensiva que hasta el día de hoy ha caracterizado al equipo del AWD Arena. Aquella temporada terminó cuarto clasificado, pero a diferencia de ahora en la Bundesliga, el cuarto no tenía derecho a participar en la UEFA Champions League y se tuvieron que conformar con una merecida participación en la segunda competición europea. El Hannover le había dado una vuelta a sus aspiraciones, y entre sus aficionados soñaban con llegar lejos en la Europa League y volver a intentar el asalto a la Champions en Liga durante la temporada pasada. Pero el hecho de compatibilizar Europa con la Bundesliga le hizo perder brillantez, aunque siempre se mantuvieron en los primeros puestos. Los goles de Abdellaoue y la recuperación de un jugador de enorme talento como Jan Schlaudraff fueron claves en una temporada muy exigente. En la Bundesliga terminaron séptimos, pero con acceso a Europa gracias a la plaza vacante que quedó de la DFB Pokal. Mientras en Europa hicieron un papel muy digno, donde solo el que acabaría siendo campeón, el Atlético de Madrid pudo apearles del camino.


Así se llegó a este verano, donde el Hannover ha podido amarrar a sus jugadores más importantes y donde se realizó la incorporación de jugadores desconocidos con margen para la evolución. El húngaro Szabolcs Huszti (Zenit), Adrian Nikci (FC Zurich), Felipe (Standard) y el japonés Hiroki Sakai (Kasiwa Reysol) fueron las novedades. Pero llegó una baja importante en la defensa, la del austriaco Emmanuel Pogatetz, quien se marchó al máximo rival histórico del Hannover, el Wolfsburg. Aunque a este equipo no hay quién lo pare. Slomka ha seguido fiel a su filosofía y eso le basta para estar entre los grandes de Alemania. En lo que llevamos de temporada, han tuteado a un gran Schalke, vapuleado en el duelo regional al Wolfsburg con un 0-4 o al Nürnberg por 4-1 y le han ganado a todo un Werder Bremen. Pero también han degustado el amargo sabor a derrota en sus dos últimas salidas, en Hoffenheim (3-1) y el pasado fin de semana en Hamburgo (1-0). Su participación en Europa también ha sido destacada, con dos rondas jugadas, no tuvieron problemas con el equipo irlandés del Saint Patrick (5-0 en el global), más dificultades tuvieron con el Slask Wroclaw donde el festival goleador se decantó por los alemanes (global 10-4). En Enschede disputaron el primer partido de la fase, donde lograron amarrar un empate.


Los peligros del Hannover y once de gala

Karim Haggui: El mejor central de la plantilla tiene que hacerse cargo de la parcela defensiva tras la salida de Pogatetz. Junto a Eggimann parece entenderse bien en este arranque de temporada. Central alto que en ataque hace mucho daño, pero vulnerable con los pies. 

Leon Andreasen: Este jugador danés llegó en 2009 al equipo, pero no está siendo titular hasta ahora, cuando Slomka le ha encontrado su posición en el centro y está rindiendo de maravilla con mucha llegada. Tres goles en Europa y dos en Liga. Una de las revelaciones en este arranque de temporada. 

Sergio Pinto: El mediocentro indiscutible para Mirko, el que más coherencia y físico pone en la medular. Pinto es fijo en las alineaciones, aporta gol desde segunda línea, tiene un potente disparo y colabora en defensa, tiene mucho recorrido y un físico envidiable. 

Jan Schlaudraff: Su talento es incuestionable. Ya lo demostró en el Alemannia Aachen, antes de llegar al Bayern donde no tuvo suerte. Lo fichó el Hannover y aunque le costó arrancar, ha vuelto a ser un jugador que maravilla a los aficionados. Tiene gol, precisión y velocidad.

Szabolcs Huszti: Si hay un futbolista que está despertando la atención de la Bundesliga, ese es Huszti, un húngaro que juega de extremo y que no ha parado de dar recitales de asistencias. Su zurda parece poner el balón donde quiere y aunque su explosión en el Hannover ha tardado, parece que la espera valió la pena.

Artur Sobiech: El joven delantero polaco de 22 años llegó la temporada pasada al AWD Arena, y parece que esta será la de su consagración. Le ha ganado el puesto a todo un Mohamed Adbellaoue y difícil se lo está poniendo al marfileño Didier Ya Konan. Dos goles en sendas competiciones.

Porteria: Zieler
Defensas: Cherundolo-Eggimann-Haggui-Pander
Centrocampistas: Stindl-Andersen-Pinto-Huszti
Delanteros: Schlaudraff-Ya Konan


Un poco de historia antigua y palmarés

El Hannover nunca ha sido un equipo referente en Alemania. Siempre ha sido un equipo que se ha mantenido a la sombra de los grandes. Su origen data de 1896, pero al igual que el Levante, su identidad actual procede de la fusión de dos equipos: el Hannoverschen FC y el BV Hannovera 1898. En su historial encontramos campeonatos alemanes (Bundesliga no se empezó a denominar hasta 1963). El primero de sus trofeos lo conquistó en 1938, tras imponerse en la final al Schalke en Berlín. El segundo trofeo nacional llegaría en 1954 tras imponerse con contundencia al Kaiserslautern. El Hannover era una referencia en el norte de Alemania, hasta tres veces comandó la liga regional de la Niedersachsen durante la negra etapa de la II Guerra Mundial. Sin embargo, y tras la nacionalización del fútbol, el conjunto decayó en importancia frente a los más poderosos del país. Para encontrar su último gran éxito hay que retroceder 20 años, hasta 1992, cuando el equipo que entonces militaba en 2. Bundesliga logró adjudicarse la DFB Pokal. La primera y única vez que lo ha logrado un conjunto de inferior categoría en Alemania. En la final disputada en la capital berlinesa, el equipo dirigido entonces por Michael Lorkowski derrotó en los penalties al Borussia Mönchengladbach. En Europa, su palmarés se limita a tres copa Intertoto (1967, 1972 y 1973). Y en los altibajos entre primera y segunda se ha mantenido hasta ahora, donde el conjunto de la Baja Sajonia quiere crecer y ser una referencia de segunda linea en la máxima categoría y tratar algún día de poder dar el salto a la cumbre futbolística germana.