domingo, 2 de septiembre de 2012

Los sueños se convierten en realidad

Es realmente complicado encontrar las palabras idóneas para expresar una mínima parte del sentimiento de una afición que ha vivido en la tarde de hoy uno de esos momentos especiales que probablemente quede para siempre grabado en su memoria. Casta, coraje, entrega, y orgullo. Pasión por unos colores que enamoran, y la fuerza inherente de quien viste una camiseta única, distinta, diferente, que hace a unos chicos de carne y hueso sentirse capaces de alcanzar las más inverosímiles de las hazañas.

El encuentro careció de ritmo en todo momento, con un Levante sometido al control del comandante Sergio Tejera durante el primer acto, quien desde la medular gestionaba brillantemente las operaciones ofensivas de los barcelonses, encargándose Víctor Sánchez de las tareas de contención. Con Wakaso muy activo por toda la parcela de tres cuartos de campo, y Longo ofreciendo detalles más que interesantes en movimientos de espaldas a la portería y de asociación con sus compañeros, el tanto de los visitantes se antojaba como una inevitable cuestión de tiempo. 

-FOTO: Los jugadores celebran eufóricos la remontada (Superdeporte)-

 Sería precisamente el ariete italiano el encargado de estrenar el electrónico, tras un doble disparo que culminó con un golpeo sensacional dirigido a la cepa del poste izquierdo. No contento con ello, y tras una ocasión a balón parado desviada por Héctor Rodas, Pochettino arengó a los suyos consciente del mal momento que atravesaba el cuadro local. Cuatro minutos más tarde, en el 25, Forlín cedió el esférico a la frontal del área para que Tejera, con un tiro de interior sutil y ajustado batiera de nuevo al cancerbero uruguayo.

El descanso sirvió para revitalizar a los chicos de Juan Ignacio, que salieron con una mentalidad completamente diferente y dispuestos a pelear unos puntos que para nada estaban perdidos, con el deseo, además, de ofrecer una imagen bien distinta a la de una primera mitad para olvidar. Con el escollo en todo momento de un quisquilloso Teixeira Vitienes, que señaló innumerables infracciones en contra del Levante, llegaría pasados diez minutos el momento clave del encuentro.

Juanlu, desparecido hasta entonces, aprovechó un balón franco en la frontal para fusilar a Christian Álvarez y despertar las esperanzas de los aficionados, que vieron cómo apenas un minuto después, y tras cometer pena máxima sobre el germano en la acción previa, Chris Lell firmaba las tablas en el marcador. El pase de José Javier Barkero, muy desacertado en todo momento, para enmarcar. 

Los dos técnicos decidieron que era el momento de quemar todas las naves y buscar unos tres puntos vitales en las aspiraciones de ambos conjutos. Stuani entró por parte del Espanyol reemplazando a Joan Verdú, mientras que a diez minutos del final, Juan Ignacio dio la alternativa a Ángel y al canterano Rubén García, quienes sustituyeron a Theofanis Gekas y Nabil El Zhar, respectivamente. 

Sin embargo, apenas unos segundos después de los cambios, Vicente Iborra vio la segunda cartulina amarilla y enfiló el camino de los vestuarios, dejando a su equipo con diez hombres sobre el verde. Míchel, que había entrado en la segunda mitad en lugar de un esperpéntico Pape Diop, ofreció una claridad de ideas desconocida hasta entonces. Y suyo fue el honor final, con una jugada desde el perfil zurdo en el último suspiro que Raúl Rodríguez desvió al fondo de las mallas.

El delirio se trasladó a un desatado graderío, y de nuevo las lágrimas de un ídolo, de un icono del levantinismo como Juanfran García, pusieron broche a una tarde mágica en Orriols. Por muchas más como ésta...


Ficha Técnica:

Levante: Munúa, Lell, Ballesteros, Héctor Rodas, Juanfran; Iborra, Diop (Michel, m.46), Juanlu, El Zhar (Rubén, m.81); Barkero y Gekas (Ángel, m.81).

Espanyol: Cristian Álvarez, Raúl, Víctor, Tejera (Moreno, m.76), Capdevila; Forlín, Wakaso (Simao, m.51), Verdú (Stuani, m.57), Javi López, Rui Fonte y Longo.

Goles: 0-1, m.21: Longo. 0-2, m.25: Tejera. 1-2, m.55: Juanlu. 2-2, m.56: Lell. 3-2, m.93+: Michel.

Árbitro: Teixeira Vitienes (Comité Cántabro). Amonestó por el Levante a Diop, Munúa y Juanfran, y por el Espanyol a Wakaso, Capdevila, Rui Fonte, Cristian Alvarez, Tejera y Víctor Sánchez. Expulsó al levantinista Iborra, por dobles amonestación (m.82).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada de Liga de Primera División disputado en el estadio ''Ciutat de Valencia'' ante 12.873 espectadores.