viernes, 3 de agosto de 2012

Una elección crucial

El Levante UD ha conseguido, de manera admirable y con el presupuesto más austero de la categoría, mantenerse en la élite del fútbol nacional durante dos campañas consecutivas, obteniendo incluso en este último curso un sexto puesto que permite la disputa de competición europea, algo ni siquiera relatado en los mejores sueños del más optimista de los aficionados.

Gran parte de este mérito reside en el máximo responsable de confección de la plantilla, Manolo Salvador. El director deportivo, junto a un gran equipo de profesionales dentro de la parcela de ojeo y seguimiento de jugadores, se maneja como pez en el agua en situaciones de máxima agonía económica, y es capaz de desenvolverse mejor que nadie en un mercado reducido y extremadamente limitado.

Poco a poco, lo que comenzó siendo un proyecto con vistas a salvar la categoría en la Liga Adelante en agosto de 2008, con situaciones harto críticas, se ha convertido en un acicate ideal para seducir a una serie de nombres que anteponen sus inquietudes futbolísticas y personales a las cifras plasmadas sobre un suculento talonario. Un vestuario sano y difícil de igualar a nivel personal y humano, una entidad que transmite confianza y seriedad en todos sus estamentos y la genial concepción ajena que todo esto genera son bastiones sólidos sobre los que seguir creciendo.

Sin embargo, no podemos ser ajenos a una situación común estos dos últimos años. El acierto con el relevo en la punta de ataque ha sido más que importante en la producción deportiva y clasificatoria del equipo. Los tantos de Felipe Caicedo, en menor medida, y de Arouna Koné, han significado muchos puntos para las arcas levantinas, y la consecución de los objetivos finales con menor o mayor solvencia. Es por ello que Manolo Salvador no quiere precipitarse en la elección del recambio del marfileño, que en breve abandonará definitivamente la disciplina azulgrana.

La incorporación de Ángel Rodríguez, un hombre referente en el Elche, necesita verse complementada por un goleador de entidad, alguien capacitado para crecer y explotar en el verde de Orriols, y dar ese empujón a una carrera que puede encontrarse algo estancada, algo que ya ocurrió con sus predecesores. Y en esos parámetros -y mediante información hecha pública por Radio Nou- aparece en rojo un nombre en la agenda de la dirección deportiva: Stefano Okaka. Considerado una de las grandes promesas del fútbol italiano, se ajusta al perfil de delantero fuerte africano, con unas excelentes condiciones físicas, y que no ha sido capaz de fructificar de manera exitosa ninguna de sus numerosas cesiones. Con apenas 23 años, cuenta con distintas ofertas de cesión de la Serie B, pero vería con muy buenos ojos el préstamo al Levante UD. Según ha reconocido su agente, en los próximos días se conocerá su futuro.

Emiliano Alfaro, ariete uruguayo de la Lazio de Roma, también encajaría dentro del perfil económico del club, pero no cumple las expectativas deportivas deseadas, por lo que se mantendrá como una opción secundaria a la que únicamente se recurriría en caso de no fructificar otras operaciones. Kozak, otro punta del mismo conjunto, sería una tercera opción. Lo que está claro es que, sea quien sea el elegido, el acierto en su elección será crucial. Confiamos en ti, Manolo.

Juanfran sufre una afección en el ligamento interno de su rodilla

El lateral valenciano, que sufrió un duro golpe en el encuentro de ayer ante el Perugia, se ha desplazado a Valencia para iniciar un proceso de recuperación. Descartada la lesión ósea, los servicios médicos del club han informado de una ligera afección en el ligamento interno de la rodilla. Permanecerá de baja un tiempo todavía desconocido.