domingo, 12 de agosto de 2012

Pinchazo final de pretemporada en Villarreal

Se acabó la pretemporada para el Levante UD. Lo hace con derrota en Villarreal. A pesar del resultado negativo, no hay que engañarse, hay mucho positivo que extraer. Tanto del día de hoy como los anteriores compromisos.

Juan Ignacio Martínez volvió a presentar nuevamente en el Madrigal un once inicial bastante competitivo y muy similar al que seguramente afrontará los primeros partidos oficiales. Los primeros instantes se vio a un Villarreal con imprecisiones en las primeras líneas de juego y un Levante que pudo hacer más daño si hubiera estado certero a la hora de dar los últimos pases. Ángel y Barkero se sacrificaban en labores defensivas con tal de buscar recuperaciones de balón en posiciones avanzadas. Precisamente de éstos, llegarían las primeras ocasiones y el gol. Primeramente, el mediapunta buscó un tiro colocado a la escuadra que obligó al guardameta local a lucirse. Un minuto después, Pedro Ríos daba un pase avanzado a Ángel, el delantero se anticipaba a la defensa y en dos intentonas consiguió batir a Juan Carlos. Era el 0-1 y el primer tanto del futbolista canario con la elástica granota.

-FOTO: Ángel anotó su primer gol con el Levante UD (Superdeporte)-
El ex-granota y aclamado por los groguets Javi Venta dio el primer susto por parte de los castellonenses. En una incorporación al ataque, se posicionó bien llegando al área rival y realizó un disparo que acabó por encima de la meta de Munúa. Poco más tarde, la lentitud de Hernán Pérez en disparar y la rápida intercepción de los defensas granotas, impidió también la igualada. 

A partir de ese tramo -y aunque ya iba sucediendo cada vez más- el Levante se hizo amo y señor del match. La pareja de Iborra y Pallardó en el centro del campo estaba inconmensurable. El de Moncada era el jefe del centro, llevando la batuta, con pases largos y certeros de una parte a otra del campo, e imponiendo su físico siempre que era necesario. El de Alaquás también estuvo notable, en especial en labores defensivas y apareciendo en el momento justo para apoyar a otros compañeros. Por otra parte, cabe destacar también la magnífica actuación del central David Navarro, que poco a poco se consolida en la titularidad y se entiende cada vez mejor con Ballesteros.

Durante el primer tiempo, el Levante gozó de más ocasiones de gol; no en cambio los locales, salvo una aproximación sin mayores consecuencias de Gerard Moreno. Ángel seguía imponiendo su velocidad y sus buenos movimientos para hacer que Juan Carlos tuviera que intervenir otra vez. David Navarro en una jugada a balón parado también la tuvo. Otra opción fueron los contragolpes o subidas rápidas por las bandas con Juanlu y Pedro Ríos. Antes del descanso, la mala fortuna se topó con los blaugranas. En una llegada al área del Villarreal, el griego Karampelas fue a despejar el esférico y se topó con la cabeza del mismo D.Navarro, terminando el rebote dentro de las redes de la portería.

Con uno a uno en el marcador daba comienzo la segunda parte. Desde bien pronto se comprobó que el Levante no era el mismo. Parecía que el gol había afectado demasiado o hacía mella en exceso el esfuerzo físico realizado durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Un "Barkerazo" buscando nuevamente un tiro colocado y que evitó Mariño despejando a saque de esquina fue lo más destacado. La jugada venía precedida de un gran centro de El Zhar, que relevó a Pedro Ríos.

El partido fue tomando únicamente el color amarillo. Manu Trigueros fue el héroe del día. Tras una ocasión que acabó en el larguero, minutos después y aprovechándose de un fallo defensivo de Ballesteros, se hizo con el balón en una posición óptima del área y superó a Keylor Navas, quien acababa de entrar al terreno de juego. El Villarreal volteaba el marcador y ponía el 2-1 sobre el electrónico.

Las sustituciones fueron produciéndose pero no en cambio la reacción levantinista. Todo seguía igual y parecía estar más cerca el tercero del "submarino amarillo" que la igualada granota. Las últimas intentonas tuvieron la firma de Míchel Herrero, que disputó los minutos finales. La primera en una internada en el área, donde fue derribado por un defensor y el portero cuando se disponía a disparar con la puerta vacía y se reclamó penalti. Una pena máxima que el colegiado no dio validez. La segunda en la señalización de un polémico fuera de juego, pudiendo estar habilitado y quedando mano a mano con el guardameta. Además se anuló un gol a Iborra. Finalmente, el Villarreal se hizo con la edición 2012 del Trofeo Cerámica ante su afición.

Ficha técnica: 
2- Villarreal CF: Juan Carlos; Oriol, Musacchio, Truyols, Toribio, Uche, Cani, Manu Trigueros, Javi Venta, Marcos Senna y Gerard Moreno. También jugaron Mariño, Acosta, Cavenaghi, Íñiguez, Moi, González y Lejeune.

1- Levante UD: Munúa, David Navarro, Pallardó, Barkero, Ángel, Iborra, Karampelas, Pedro Ríos, Ballesteros, Pedro López y Juanlu. También jugaron; Keylor Navas, Óscar Serrano, Diop, El Zhar, Michel y Rubén García.

Árbitro: Juan Martínez Munuera. Colegio Valenciano. Amonestó a los visitantes Pedro López y Ballesteros.

Goles: 0-1, min. 11, Ángel; 1-1, min. 41, D.Navarro (propia puerta); 2-1, min. 63, Manu Trigueros.


Koné fue la ausencia destacada en Villarreal

Además del encuentro, si algo hay que destacar y de forma especial es una cosa: la ausencia de Arouna Koné. El delantero costamarfileño no viajó con sus compañeros para disputar este encuentro. Sin dudas, uno de los hombres más importantes del equipo no jugó; y eso también se notó en las aportaciones ofensivas en el juego. ¿Quizás haya llegado el final de Koné con el Levante UD? ¿Habrá ya algún acuerdo con otro club para su venta?