domingo, 12 de agosto de 2012

Christian Lell: Fiabilidad germana al servicio del Levante


Christian Lell ha sido el hombre elegido para cubrir la vacante dejada en el lateral derecho por el asturiano Javi Venta, quien tras dos temporadas en la entidad se ha embarcado en el ambicioso y esperanzador proyecto de vuelta a la Liga BBVA del Villarreal CF. El zaguero muniqués firmará un contrato por una temporada fija más una opcional, en función del hacer del equipo a lo largo del curso. Con una carrera desarrollada íntegramente en el país germano, Christian llega al Levante UD con el deseo y la ilusión de integrarse cuanto antes en la dinámica del equipo, conocer el estadio y la afición y disfrutar de una experiencia totalmente novedosa para él.

Nacido el 29 de agosto de 1984, Lell desembarca en el campeonato español con una dilatada trayectoria y una experiencia notable pese a sus apenas veintiocho años de edad. Formado en las categorías inferiores del todopoderoso Bayern de Münich, equipo de su ciudad natal, Christian pasaría en 2001 a formar parte del combinado reserva de la entidad bávara, en el que exhibiría sus cualidades durante tres temporadas rodeado de un nutrido grupo de excelentes promesas. 

El elevado nivel de exigencia de un club como el Bayern fue uno de los grandes obstáculos a los que debieron enfrentarse muchos de estos jugadores, quienes tras ver cómo las oportunidades y la preparación deportiva no eran suficientes argumentos para la excelencia deseada, debieron buscar su destino lejos del Gigante de Baviera, o por el contrario, asumir un papel secundario e irrelevante. 

Dos temporadas notables en las filas del Colonia (2004-2006), en las que disputó un total de 42 encuentros, con un tanto anotado, fueron aval suficiente para confiar en él como un miembro importante en la rotación del primer equipo. Durante las tres campañas posteriores, Christian mantuvo un nivel de encuentros que rondaba la veintena por curso, gozando de especial protagonismo en competición europea y en la Copa de Alemania.

Su último año como jugador del Bayern (2009/2010) fue nefasto en todos los sentidos y, probablemente, el peor en la carrera deportiva del carrilero alemán. Un único encuentro y un escándalo sentimental (que le costaría el divorcio con su por entonces mujer, Daniela) que salpicaría a su antiguo compañero y compatriota, Michael Ballack, ejercieron de catalizadores definitivos para su marcha al Hertha de Berlín, recién descendido a la Bundesliga 2, por aproximadamente medio millón de euros. Lell se recuperó deportivamente, cuajó una campaña sensacional (en la que además fue indiscutible) y devolvió al líder de la capital al lugar que le corresponde en la máxima categoría.

Sin embargo, su inestimable aportación no ha sido suficiente para salvar ese puesto de privilegio, y el nuevo descenso del equipo berlinés le ha abierto las puertas del Levante UD, con quien tendrá ocasión de estrenarse en uno de los campeonatos más valorados y de disputar competición europea. Juan Ignacio Martínez no se equivocaba en absoluto cuando afirmaba, con rotundidad, que Christian Lell es un auténtico lujo para la entidad, y pone de manifiesto el excelente trabajo de Manolo Salvador y el consenso que aglutina su llegada.

Es un defensa incisivo, excelente en el marcaje y con una capacidad de sacrificio inmejorable. No se incorpora con frecuencia a posiciones ofensivas, pero cuando lo hace jamás descuida los espacios y se repliega con acierto y celeridad, recuperando siempre el orden y el equilibrio de la línea defensiva. Su posición natural es el franco diestro de la zaga; no obstante, también es capaz de actuar como improvisado lateral zurdo, e incluso como falso interior en posiciones más adelantadas, buscando siempre exprimir sus férreos conceptos tácticos. Con un nutrido palmarés, la única incógnita que atesora recae en su adaptación a una nueva competición y a un nuevo idioma, pero no cabe duda alguna de que todos los miembros del club y de la plantilla pondrán todo de su parte para que Lell se sienta como en casa. Fiabilidad germana al servicio del Levante.