sábado, 25 de agosto de 2012

El análisis del Real Valladolid

Tras el buen comienzo en la UEFA Europa League, llega el momento de centrarse en la Liga, que el próximo lunes 27 de agosto depara un nuevo encuentro contra un recién ascendido como el Real Valladolid. El partido no será nada fácil para los intereses de un Levante que deberá sufrir porque pese a ser un recién ascendido, el cuadro de Djukic es un bloque bien trabajado y ordenado en todas sus líneas, de similares características a las del Levante y con una atractiva propuesta futbolística. 

En todos los enfrentamientos en competición oficial, el balance es de 5 victorias para el Levante UD, 3 triunfos para los pucelanos y ningún empate. 22 goles se han marcado, 11 goles para cada uno de ellos. Personalmente, espero un partido de choque en el que ninguno de los dos equipos saldrá a especular, con un ambiente hostil y una afición que apreta a la par que su equipo. El sistema de juego que emplea el Valladolid es el mismo que tan buenos resultados le dio la pasada campaña, cuando logró el ansiado ascenso. 

Un 4-2-3-1 clásico, con una banda derecha muy peligrosa, en la que las incorporaciones tanto del lateral derecho Rukavina como del interior alemán Ebert han supuesto una gran mejora. Sacan buenos centros con facilidad para los remates tanto de Óscar, que cae al palo de donde sale el centro, como de Javi Guerra buscando el palo opuesto, trabajando enormemente bien los movimientos de ruptura.  

Óscar  es el jugador de la línea de tres que se asocia en la mayoría de ocasiones con un pase al primer toque. En la línea de dos del medio campo tanto Pérez como Álvaro Rubio buscan con gran facilidad los balonesentre líneas, generando un equipo con mucha movilidad en la zona defensiva del equipo rival. Pero al igual que tienen bastante facilidad para el ataque, es un equipo que sin balón y ejerciendo a la línea de medios central una presión constante se anula en un 65-70%, prestando también atención a la ya mencionada banda diestra. La pareja de centrales, tanto Valiente como Rueda, son muy contundentes pero algo lentos, por lo que se les puede ganar la espalda realizando trabajos intensos de movilidad. Van bien de cabeza las basculaciones y sus repliegues defensivos no son muy rápidos. 

Mucho ojo en las acciones a balón parado, tanto en las faltas como en los saques de banda cerca del área rival. Acostumbran a realizar saques largos y casi siempre dos de sus jugadores hacen el arrastre hacia el saque, pero en cruce para que el lanzador busque las incorporaciones de alguno de sus jugadores más ofensivos. 

Busquemos o al menos intentemos tener posesiones largas y hacer un juego algo rápido con presiones constantes y solidarias. En ataque se les puede hacer daño en acciones rápidas y al primer toque, buscando segundas jugadas.En ocasiones, los defensores van a la par al corte, lo que posibilita la incorporación de jugadores adicionales al ataque. En cualquier caso, en Valladolid veremos un partido duro e intenso pero con serias posibilidades para los intereses levantinistas.

Un saludo,

Vicente Cervera, ex jugador del Levante UD.