domingo, 24 de junio de 2012

Una preparación acorde a la exigencia

Por mucho que se empeñaran algunos medios provinciales en que el Levante UD sería quien reemplazase al Valencia CF en la gira centroamericana que el club presidido por Manuel Llorente canceló de manera fulminante, a petición de su nuevo entrenador Mauricio Pellegrino, los pupilos de Juan Ignacio Martínez seguirán durante la pretemporada un plan de trabajo muy similar al ejecutado la pasada campaña, con determinadas alteraciones y modificaciones a consecuencia del temprano inicio liguero y la disputa de la ronda previa de la Europa League.

La vuelta a los entrenamientos se producirá el próximo nueve de julio, y contará con una semana de toma de contacto en las instalaciones de Buñol, para así una semana después poner rumbo a La Manga del Mar Menor. La estancia en tierras murcianas se prolongará durante seis días, de gran exigencia preparatoria todos ellos, cerrando la misma el día veintidós con un amistoso frente a la Deportiva Minera, equipo de la Tercera División murciana, y que servirá como primera toma de contacto para el conjunto azulgrana.

Terminada esta primera fase, el Levante disputará una semana después el ya tradicional amistoso en tierras turolenses ante el equipo anfitrión, y emprenderá una gira europea (por un único país) que le permita foguearse ante rivales de cierta entidad de cara a la preparación del estreno liguero y europeo, que alternarán el final del mes de agosto. Con el partido de presentación (todavía en el aire debido a las obras de reposición del césped del Ciutat de València) se cerrará un ciclo preparatorio que se espera sea suficiente para afrontar con garantías el inicio de la temporada.