domingo, 26 de febrero de 2012

El Levante Femenino se lleva la victoria ante el Málaga imitando al conjunto masculino

Día típico de Fallas en la ciudad de Valencia y encuentro en Nazaret entre el Levante UD Femenino y el Club Atlético Málaga. A priori, un partido que por clasificación sería más favorable para las locales, pero no fue así y las andaluzas estuvieron vivas hasta el último segundo (y nunca mejor dicho).

El técnico levantinista volvió a probar de inicio con sus jugadoras de ataque más jóvenes, quienes aportaron mucho sacrificio. En el primer minuto de juego, en una jugada a balón parado, la centrocampista Bernauer cedió a Ruth y la internacional española disparó desde el borde del área sin problemas para la guardameta. Posteriormente se reflejó mucha igualdad sobre el césped, sin llegadas claras y con muchas imprecisiones de ambos conjuntos, aunque parecían más asentadas las blanquiazules en la zona de medios.

A balón parado se producía el peligro. Por parte del Levante, Alba buscó un chut cruzado desde la izquierda que terminó por arriba, y más tarde Andrea estrelló un lanzamiento contra una rival; por el Málaga, una falta de comunicación de las defensas granotas -también en un saque de esquina- propició que casi se produjera un gol en propia puerta.


A falta de 10 minutos para el descanso, se revolucionó el partido. Andrea estuvo lista, robó un balón y salió rápida a la contra junto a Alba; sin embargo el remate de la primera lo despejó la portera Chelsea, que cuajó una notable actuación. Tras perdonar el tanto, llegó el gol visitante. Ana vio mal colocada a Sandra Paños y desde casi el medio del campo se sacó un excelente disparo que terminó dentro de las redes. Simplemente solo quedaba aplaudir dicha obra de arte.


Para el comienzo del segundo acto, Contreras dio entrada a Alicia y María Pérez en lugar de Nerea y Bernauer, que no tuvieron su mejor día. Poco cambió el panorama del partido, salvo que el dominio de balón y juego pasó definitivamente a las blaugrana.

Ya en el ecuador de esta segunda parte, las aproximaciones se iban a reproducir poco a poco. La capitana levantinista Maider buscó imitar a su rival Ana, con un tiro lejano pero que evitó la meta malaguista. A falta de 15 minutos llegó la igualada. Alicia botó un córner y la omnipresente Andrea Esteban de cabeza volvió a anotar nuevamente en otro partido. Quedaba tiempo y nadie se iba a conformar con el empate.

En el minuto 86, hubieron unos manos claras de una defensa del Málaga, aunque el árbitro (que estuvo muy desacertado en acciones para ambos conjuntos) no las apreció. En una jugada rápida, Alicia combinó con María Pérez, pero su disparo lo salvó nuevamente la defensa. Tras esto llegó una buenísima contra para el Málaga, pero en la resolución S.Paños guardó los muebles de su equipo. Ya con el tiempo cumplido, alrededor del minuto 95 y en la última ocasión, se encendió la traca en Nazaret.

De nuevo a balón parado y en saque de esquina, esta vez desde el lado derecho se colgó el balón. Allí en el área estaba Alexia Putellas, que puso su cabeza por encima de las demás para sentenciar con el 2-1. Las componentes del banquillo no pudieron evitar saltar al campo e hicieron una piña celebrando este tanto, incluso se recriminó que el entrenador del Levante dedicó "una peineta" hacia el equipo rival, un gesto muy irrespetuoso en caso de ser cierto. Al igual que Rubén Suárez en el día de ayer frente al Espanyol y con el mismo resultado, la victoria se quedaba sobre la bocina para el club valenciano.


Ficha técnica:
....................................

Levante UDF: S.Paños; Mariví (Neus, min.65), Maider, Anabel, Mariajo; Nerea Pérez (María Pérez, min.46), Ruth, Bernauer (Alicia, min.46), Alexia Putellas, Alba Merino; Andrea Esteban.

CA Málaga: Chelsea, Poti, Rocío, Chus, Alicia, Sara (Lorena, min. 92), Ana, Anita, Thais (Janira, min. 84), Tete (Marta, min. 58), Esther.

Árbitro: Ros Calvo.

Goles: 0-1, Ana, min.40; 1-1, Andrea Esteban, min.75; 2-1, Alexia Putellas, min.95.

Incidencias: Partido de la 22ª jornada de la Superliga Femenina disputado en el Polideportivo Municipal de Nazaret ante cerca de 200 espectadores.