Athletic Club - Levante UD: Rugidos en la Catedral

Athletic y Levante serán los encargados de cerrar la jornada 34 este lunes y lo harán con objetivos e intenciones diametralmente opuestas. Ziganda y los suyos claman por el pitido final de una Liga que podrían calificar como decepcionante y donde las expectativas superaron a la realidad de una plantilla un paso por detrás que la de años atrás. Por su parte, el Levante parte con seis de ventaja y un partido más frente al Deportivo de la Coruña y con la sensación de que el tanto de Boateng valdrá, a buen seguro, una permanencia.

-Morales pelea con Laporte en el partido de ida (Deia)-
Un Athletic capaz de lo mejor... y de lo peor

Probablmente, los bilbaínos han firmado una de sus temporadas más extrañas en el estreno del 'Cuco' como preparador rojiblanco. Los leones han pasado de asustar con sus rugidos a convertirse, por momentos, en tiernos animales de compañía. Han alternado escasos momentos brillantes (vienen de ganar en Villarreal y empatar en el Bernabéu) con decepciones mayúsculas como la última derrota como local ante el Deportivo.

Un gol que vale oro

El tanto de Boateng en la última acción del partido ante el Málaga, sumado al empate en Butarque del equipo de Seedorf, ha permitido trazar un escenario envidiable y soñado para el Levante UD. Seis puntos de ventaja con doce por disputar (quince para los valencianos), el golaverage ganado y un calendario que, a priori, no sonríe a los intereses deportivistas. 

Los gallegos recibirán a Barcelona (que podría ser campeón en Riazor) y a un Villarreal inmerso en la pelea europea y viajarán a Vigo y Valencia. No es necesario recordar la especial ilusión que haría en Balaídos ejecutar deportivamente a su eterno rival, ¿verdad?

El Levante, por su parte, compartirá la recepción al Barcelona y la visita a Vigo para, además, recibir al Sevilla y viajar a Leganés. Todo esto sin contar el duelo de mañana en San Mamés.

Novedades en la citación

El Levante viajará con casi todo a Bilbao. Iván Villar, Iván López, Toño, Ivi, Rochina, Pazzini y Fahad se quedan fuera de la lista por diferentes razones. La gran novedad, al igual que en Madrid, es la entrada de Aly. El lateral zurdo del filial dejó muy buenas sensaciones en su estreno en el Wanda y, con Luna entre algodones, podría tener minutos de nuevo en San Mamés. El rugido de los nuestros debe hacer eco en una catedral que, este año, tiembla más que nunca...