Valencia CF - Levante UD: (Des)encuentro en Mestalla

Dos rachas enfrentadas, dos dinámicas encontradas. O quizá no tanto. Tal vez, sobre el papel, los dos contendientes del derbi valenciano incluyan en su particular mochila una estadística que resulta demoledora. El paladar de la victoria queda lejano en el tiempo para ambos y, pese a que los de Muñiz no suman tres puntos en Liga desde el mes de noviembre, el empate ante el Real Madrid de la pasada semana ha supuesto un sobresaliente estímulo, un chute de autoestima en toda regla. 

Un Valencia tocado

-Los jugadores del Levante celebran el gol de Bardhi en la ida (SPORT)-
Por su parte, Marcelino y los suyos vienen de consumar, el pasado jueves, una esperada eliminación copera que, además de suponer la sexta derrota de manera consecutiva, trajo consigo un carrusel de lesiones que dejarán mermada, especialmente, la zaga blanquinegra. Garay, Murillo y probablemente Coquelin no serán de la partida, al igual que un Rodrigo que hoy día se erige como el hombre más en forma del combinado ché. Guedes y Soler, todavía renqueantes, cierran junto a Pereira el carrusel de convalecientes valencianista. 

Il Pazzo hace soñar

El estreno de Giampaolo Pazzini no pudo ser mejor. Treinta minutos ante el Real Madrid bastaron para comprobar las dotes de un futbolista de talla internacional que, en su primer disparo a portería, equilibró el partido ante los blancos y permitió a los suyos sumar un punto más camino al objetivo de la salvación.

Tanto él como Roger tienen opciones de ser titular en Mestalla, si bien el bueno de Boateng podría ser la apuesta continuista de Juan Ramón López Muñiz. El ghanés, cada día mejor y más adaptado, también se estrenó ante el cuadro merengue. Chema, por su parte, vuelve tras cumplir ciclo de amonestaciones y Lerma, lesionado el pasado sábado, todavía tendrá que esperar unas semanas para estar de nuevo a disposición del míster.

Con más de mil aficionados del Levante y el deseo de vencer por primera vez en partido oficial en Mestalla, solamente podemos decir... ¡Qué comience el espectáculo!