viernes, 7 de abril de 2017

Getafe CF - Levante UD: El coliseo del sueño

Coliseum Alfonso Pérez, Getafe. Sábado 8 de abril a las 18:00 horas. Escenario y fecha sobre donde las miradas del levantinismo estarán centradas. El sueño del ascenso está casi a la vuelta de la esquina. Incluso podría obrarse matemáticamente la próxima semana si se dan una serie de condicionantes. Pero para ello, el Levante no puede fallar a costa de un equipo azulón que también aspira alto y se aferra a la misma ilusión de regresar a Primera División.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
Como antaño, con desplazamientos asequibles por proximidad, se aventura una jornada mágica y bonita. Se pretende que dicho estadio de la capital española sea un MiniCiutat de Valencia. Algo más de cuatrocientos seguidores arroparán al equipo desde la grada, después de que el club asumiera los gastos del viaje. Precisamente desde Orriols partirán mañana antes del mediodía un total de siete autobuses, sin contar los aficionados que lo hagan por sus propios medios.

En lo deportivo, el Levante pretende dar el golpe definitivo sobre la mesa. En primer lugar, en caso de vencer, haría ya imposible que su rival le alcanzara por puntuación en la tabla clasificatoria, permitiendo asegurarse disputar los play-off si el Huesca tampoco logra los tres puntos. Lógicamente, las aspiraciones y la realidad apuntan hacia más alto y es dejar sellado ese pase de vuelta a la élite lo antes posible. 

Apurando el tiempo, se sumaban otros tres puntos contra el colista el pasado sábado. Roger, desde los once metros, sentenciaba al Mirandés. Pero dicho encuentro dejó sus secuelas de cara al presente. Es por ello que el capitán Pedro López no será de la partida por precaución tras sufrir un aparatoso choque que le ocasionó un traumatismo craneoencefálico con pérdida de conocimiento. Será la única baja obligada por lesión junto a Jefferson Lerma. Además de ellos, las disculpas de Saveljich por su enfado al ser sustituido en su reaparición con el equipo no han sido suficientes para que Muñiz le indulte esta jornada y se quede en la capital del Turia, junto al sorprendente descarte de Juan Muñoz. Por tanto, dentro de las posibilidades, el míster levantinista contará con el once de gala y la única papeleta de quien será el responsable para ocupar el lateral diestro y quien el sacrificado en defensa.

Más fácil lo tendrá Bordalás, al menos para seleccionar los once guerreros para la batalla más difícil. Pacheco es la principal duda y ultima su recuperación por una luxación de hombro. Buena parte de las aspiraciones del Getafe para tumbar al líder pasarán por el acierto bajos palos de Alberto García y del olfato goleador de un Jorge Molina que se postuló como fichaje granota en época estival. Habrá que ver si, a diferencia de las últimas semanas donde desaprovecharon la oportunidad de acercarse más a los puestos cabeceros, la presión ambiental y del juego de los granotas es superior a la psicología azulona.