viernes, 17 de febrero de 2017

Levante UD - Córdoba CF: Aires de revancha

Tras un inicio de campeonato inmaculado, culminado con un triunfo de enjundia ante el Zaragoza por cuatro goles a dos, el Levante UD palpó por primera vez durante la temporada la exigencia y dureza de la categoría en El Arcángel. Córdoba se convirtió en el epicentro de la primera derrota del combinado azulgrana, con Guille Donoso en el papel de ejecutor. Meses después, tras compartir galones en la parte alta de la clasificación, ambos equipos caminan por sendas bien distintas en la división de plata.

-Natxo Insa pelea el esférico (LaLiga)-
La llegada de Carrión en detrimento de Oltra al banquillo albiverde tuvo un efecto tan refrescante como efímero. Seis son los encuentros que encadenan los andaluces sin sumar los tres puntos y mucho ha llovido desde ese 18 de diciembre en Oviedo. No obstante, es tan extraño como sintomático que el rendimiento del rival del Levante UD cae en picado cuando ejerce como local y tampoco mejora excesivamente en sus desplazamientos.

Situación dramática

Por primera vez en mucho tiempo, el Córdoba se ha situado copando uno de los cuatro puestos de descenso a Segunda División B. La paciencia parece agotarse en el seno de una hinchada hastiada de planificaciones mediocres. Con 2 puntos de 18 posibles y tres derrotas consecutivas en sus tres últimas salidas a domicilio, un tropiezo en Valencia podría precipitar nuevos acontecimientos en una entidad sobradamente agitada.

El líder, rebosante de confianza

La derrota en Alcorcón pudo sembrar dudas, cierto es. Sin embargo, dos triunfos tan efectivos como poco brillantes ante Nàstic y Zaragoza han permitido al Levante UD cargar las baterías de la confianza y abrir una enorme brecha de más de cinco partidos con el tercer clasificado. Y todo esto con tan solo 51 puntos en juego en lo que resta de temporada. Números de escándalo que hacen pensar que el 'Sí, quiero' de los granotas con la Liga Santander es únicamente decisión del calendario.

Vuelve Verza, cae Abraham

Con Toño sancionado y Abraham lesionado, Muñiz se las tendrá que ingeniar para ocupar la vacante en el perfil zurdo de la defensa. Chema, zurdo y con notable salida de balón, puede ser una de las opciones que maneje el míster de cara al partido de mañana. No obstante, no se descarta un cambio de esquema o la entrada del recién recuperado Iván López.

Peligro aislado

Hablar ahora mismo del Córdoba a nivel global es hacerlo de un rival unos cuantos escalones por debajo del Levante UD. Sin una idea fija de juego, los blanquiverdes buscarán aferrarse al talento de Javi Lara, Juli y Pedro Ríos y a la efectividad de un Piovaccari que no termina de firmar grandes registros goleadores.