jueves, 23 de febrero de 2017

Cuestión de filosofía y números

"Enhorabuena por el ascenso". Estas son palabras cada vez más habituales que está siendo costumbre escuchar durante las últimas semanas. Por una parte los aficionados al ver como hinchadas rivales felicitan semana tras semanas tras una victoria más; por otra parte los entrenadores cuando al concluir la rueda de prensa, en un gesto de deportividad, desean lo mejor a un Levante al que ya ven en Primera División.

-Foto: Adolfo Benetó / Levante UD-
En momentos de euforia y en que todo va muy bien, sería muy fácil perder la concentración y venirse arriba con festejos o excesos fuera de fechas. Pero este año la consigna está clara. Más allá de ello, toca mantener la calma y la humildad. Muñiz es muy de 'la filosofía cholista'. El técnico tiene como lema por bandera la defensa del "partido a partido", que cada jornada será igual o más difícil como la recién disputada y que la temporada es muy larga.

Mientras tanto, los 'zagales de Muñiz' siguen muy de cerca sus pasos. Los jugadores tampoco se suben a las nubes. Pese a su edad, siendo la segunda plantilla más joven de la categoría, algo muy diferente a la veteranía y experiencia a la que nos tenía acostumbrado el Levante hace no mucho tiempo atrás, demuestran una gran madurez futbolística y personal. E individualmente, el buen hacer en cuanto al notable rendimiento o récords como los goles de Roger, la imbatibilidad de Raúl Fernández,... tampoco les descentra.

Desde la grada se respira constantemente positividad y alegría. Uno de los temas que están haciéndose espacio entre las improvisadas tertulias es cuando y donde se ascenderá. Unos piensan o desean que sea en Cádiz, como cuando Preciado dejó claro el camino del retorno en 2004; otros en Vallecas, estadio en que se despedía Primera de forma oficial escasos meses atrás; y hay quien también desea festejar otro día histórico en casa, en el Ciutat de Valencia. Sin embargo, fruto también de la filosofía granota, aparece quien despierta al resto del particular sueño y los tranquliza justificante que todo no está hecho y para ello ya habrá tiempo de hablar más adelante.

El próximo domingo se regresará al Sánchez Pizjuán. Territorio de origen futbolero de Campaña y Juan Muñoz. Un estadio en que se respira buen fútbol, pero en el que esta vez el Levante competirá contra el filial hispalense. Pero ahí, salvo catástrofe o si nadie lo impide, en la temporada 2017/18 esperará unos de los mejores clubes de Europa, el Sevilla FC, con el lleno hasta la bandera y el himno del centenario protagonizado por El Arrebato coreado por su afición.