miércoles, 30 de noviembre de 2016

Montilivi como territorio de la recuperación granota

El aplazamiento por lluvia del duelo contra el Rayo Vallecano, la derrota en el Carlos Tartiere y el empate sin goles al recibir al Cádiz. Acostumbrados a la victoria, tres semanas son muchas sin volver a saborear una. Dadas las circunstancias, el margen de puntos de ventaja para el ascenso directo se ha visto reducido ahora a siete puntos, estando en mitad de esta batalla pero excluido el filial sevillista.

-Foto de archivo (@LevanteUD)-
Centrándonos en la tabla clasificatoria, si pasamos a observar quien ascendería en estos momentos con el Levante, ahí encontramos al Girona. Ni más ni menos que el próximo rival en Liga. Tal y como sucedió hace dos jornadas, el equipo de Muñiz asumirá un complicado duelo en el estadio de su inmediato perseguidor. El equipo catalán lleva acariciando con la punta de los dedos dicho ascenso en los últimos años, pero el último precedente en Montilivi entre ambos deja un grato recuerdo para las granotas ya que golearon por cuatro goles un viernes noche en la campaña 2009/10.

Después del chaparrón dominical, la imposibilidad de ejercitarse el lunes salvo en el gimnasio y el descanso del martes, finalmente en la jornada de hoy miércoles se ha regresado al terreno de juego. Despejando cualquier duda, Roger y Postigo se han ejercitado con total normalidad. Y es que cabe recordar que dichos futbolistas llegaron entre algodones para enfrentarse al Rayo Vallecano, incluso el central quedó relegado a la suplencia por precaución. Las únicas bajas siguen siendo la de Montañés, quien no estará recuperado hasta el inicio del nuevo año, e Iván López.