sábado, 13 de agosto de 2016

El Huesca pasa por encima del Levante en Pinilla

Un día para olvidar. A una semana escasa para el punto de partida de la Liga, la tradicional visita veraniega al estadio de Pinilla quedaba programada para esta tarde. Pero enfrente no estaba el Teruel, sino el Huesca, rival de su misma categoría. El resultado lo dice todo, dos a uno en contra, además con una imagen irreconocible a los precedentes de esta pretemporada.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
El once inicial presentado por Muñiz presentaba grandes novedades, con canteranos como Kaiser o Ribelles y con el debut de Montañés, sabiendo también que mañana hay nuevo encuentro frente al Hércules. El Levante pareció salir tembloroso, con complejos. La dupla formada en medio del campo por Verza y Natxo Insa no fue capaz de elaborar juego práctico y en condiciones; los balonazos de Remiro eran un recurso habitual. No se recuerdan claras ocasiones de gol. Y defensivamente, dos graves errores de marca de Rober Pier y Verza se tradujeron en los tantos de Cmiljanic y Aguilera para el conjunto oscense.

Chema era otro de los jugadores que hacía su debut como jugador granota; tan solo falta Campaña. Y la entrada de Jason en la segunda parte fue señal de alguna intimidación ofensiva durante los primeros minutos. Pero el Huesca, muy bien plantado y con confianza, no regalaba nada. Rafael Martins no logró sellar su rúbrica con uno de sus habituales goles. Pero en los últimos instantes el Levante apretó y por medio de Roger, tras una buena acción colectiva, maquillaba el resultado. Aún Morales pudo establecer el empate, aunque le faltó acierto en su disparo. Finalmente, la primera derrota levantinista en este bolo de verano se consumaba.