domingo, 14 de febrero de 2016

Desengaño amoroso en Eibar

Podemos tomar el punto de partida que se quiera. Podemos retroceder a hace apenas tres años exactos de aquella tarde en que se goleaba al Olympiakos. Podemos incluso hacer memoria del encuentro de hace escasos siete días, en que se tuteó al líder sin merecer perder. Pero desde esta temporada, este equipo se ha convertido en una plantilla llena de despropósitos, que un día te hacen creer y al siguiente te devuelven a la realidad, viendo como cada vez queda menos tiempo y la distancia respecto a la línea que delimita la permanencia cada vez es más amplia.

-Foto: Jorge Ramírez / Levante UD-
La peor de las pesadillas volvió a repetirse en Ipurúa en el día de San Valentín. Un partido nefasto que se tradujo en otra derrota, dando gracias y todo de no ser mas amplia que cuyo resultado final reflejaba. Bajo una densa capa de lluvia arrancaba el choque en las bonitas tierras de Eibar. Los primeros minutos hacían preveer un Levante muy batallador y que no concedía un metro de margen a su rival que podía llevarse el gato al agua. Pero poco iba a durar esto y después de algunos detalles de la inmensa calidad de Morales y de un disparo demasiado cruzado de Deyverson plantándose en el área, el conjunto de Rubi se disipó, pasando a un juego más directo con balones largos y nada efectivo.

Los pupilos de Mendilibar, en cambio, en este ritmo intenso acabaron imponiendo su autoridad e incluso encadenando jugadas en que durante varios minutos consecutivos mantenían encerrados a los levantinistas en su propio territorio. El japonés Inui iba a llevar de cabeza a un Toño que hoy tuvo que improvisar en el costado diestro. Un centro suyo iba a envenenarse y se estrellaría contra el palo, pero al segundo y recibiendo el asiático en fuera de juego, cedería de primeras hacia Borja Bastón para que el killer del cuadro vasco desvirgara el marcador. La insistencia había dado sus frutos y el primer remate entre palos se traducía en un duro mazazo para un Levante que incluso pudo llegar al descanso con dos goles de desventaja, aunque afortunadamente Jota conectó con el esférico de forma muy forzada.

El guión iba a repetirse en la segunda parte. Espejismo de una ligera mejora en el juego, con más calma y toque, e incluso un posible penalti sobre Morales no señalado. Pero un soberbio Inui volvía a encontrarse con el palo junto a la colaboración de Mariño, quedando el rechace para Lillo que envió a las nubes. Era otro aviso y acto seguido se pasaría a encajar el segundo tanto. Extraordinaria jugada individual por la banda defendida de un Orbán que se quedó paralizado en el quiebro, el balón quedaba merodeando por el área pequeña y entre el local Adrián y Toño lo adentrarían a las redes de la portería. Un mal Estrada Fernández en su actuacion arbitral tampoco quiso apreciar una clara falta sobre Mariño que le impidió ser partícipe para evitarlo.

La victoria estaba encarrilada para los eibarreses y, como si el resultado acompañase a los granota, por momentos la pasividad y los desaciertos estaban muy presentes. Riesgo apenas manchó su camiseta. Hasta la finalización apenas tuvo que intervenir ante un lejano remate de Toño y otros dos a trompicones, centrados y sin potencia de Deyverson y Ghilas. Las imprecisiones se sucedían atrás, con los atacantes azulgranas prácticamente toreando y perdonando el tercer gol de la noche, con Inui otra vez en un día negro en su pugna particular contra los palos pero a la vez brillante al ser la figura más destacada y con un Jota al que volvió a faltarle poner la puntilla final.

El más de centenar de levantinistas desplazados tendrán que hacer el largo camino de vuelta hacia Valencia con otra derrota a sus hombros. Hoy no hubo ni rastro de Rossis, Deyversons, Toños... tan solo un poco de Morales y cada vez una senda más determinada que dicta un descenso de categoría que parece poco probable de evitarse.


Ficha técnica: 
SD Eibar: Riesgo, Ansotegui, Dos Santos, Lillo, Dani García, Capa, Escalante, Adrián (Radosevic, min 78), Inui (Imanol Corral, min 92), Jota Peleteiro, Borja Bastón (Sergi Enrich, min 75)

Levante UD: Mariño, Orbán, Zou Feddal, D.Navarro, Toño, Simao (Camarasa, min 63), Verza, Xumetra (Verdú, min 63), Morales, Rossi (Ghilas, min 80), Deyverson

Árbitro: Estrada Fernández. Amonestó a los locales Dani García y Lillo y a los visitantes Orbán y Xumetra.

Goles: 1-0, min 37, Borja Bastón. 2-0, min 58, Toño (p.p.)

Incidencias: Partido correspondiente a la 24ª jornada de la Liga 2015/16 disputado en el estadio de Ipurúa.