viernes, 8 de enero de 2016

Levante UD - Rayo Vallecano: Las finales también se juegan en enero

A la espera de un ambiente propio de las citas importantes, el Levante afronta en la noche del sábado una auténtica final ante el Rayo Vallecano en Orriols. El cuadro azulgrana recibe a los madrileños con la obligación de sumar tres puntos que le permitan finalizar la primera vuelta con, al menos, 14 puntos y no descolgarse de una manera considerable del tren guiado por el decimoséptimo clasificado, hoy día ya distanciado a dos triunfos de diferencia.

-Fotografía: Nacho y David Navarro/ RVM Oficial-
No será un envite fácil, ni mucho menos, ante un equipo que vive envuelto de un aroma extraño y que se está encontrando, al igual que el Levante, ante numerosas dificultades, para eludir los puestos de descenso en el primer tramo del campeonato. Una situación crítica que, no obstante, es tan incómoda como infrecuente para ambas escuadras en las últimas temporadas y que obligará tanto a Rubi como a Jémez a exprimir al cien por cien el rendimiento de cada uno de sus pupilos.

Bajas en ambos equipos y la novedad de Cuero

La incertidumbre ha sobrevolado las oficinas del Ciutat de València en los últimos días. El tránsfer del fichaje estrella del mercado invernal, Mauricio Cuero, no ha llegado hasta la mañana de este mismo viernes a la sede levantinista, por lo que el colombiano podrá disputar su primer partido con la elástica azulgrana y focalizar así las miradas de unos aficionados que bien se encomiendan a sus goles y virtudes para revertir una más que complicada situación.

En el extremo opuesto se encuentran tanto Casadesús como José Mari, quienes se perderán el duelo ante los vallecanos por lesión, además de Juanfran por molestias y de Jesús, Iván López y Nikos por decisión técnica. Por su parte, Paco Jémez contará con las bajas de Llorente por sanción y de los lesionados Toño, Cobeño, Rat, Amaya y Patrick Ebert. Sorprende también la ausencia en la convocatoria de Bebe y las novedades de Miku y el canterano Montiel. Además, cabe recordar que los albirrojos afrontaron un exigente compromiso copero el pasado miércoles ante el Atlético de Madrid (1-1) en el que, no obstante, gozaron de minutos los futbolistas menos habituales.

Todo hace presagiar una noche de ésas que quedan grabadas durante mucho tiempo en la retina, para bien... o para mal. En mayo, lo sabremos. Eso sí, que nadie lo olvide: 

#MaiEnsRendirem