jueves, 10 de diciembre de 2015

Valioso punto del Levante UD BM Marni en Elche (26-26)

Foto: Octavio Arnao / Levante UD BM Marni
Importante punto el cosechado por el Levante UD BM Marni en su visita al Elche C.F. Valioso no solo por volver a sumar, sino por la victoria del Almoradí en Ibiza que ha vuelto a apretar la lucha por la permanencia. La irregularidad en unas ocasiones y la falta de aprovechamiento de buenos partidos en otras, han hecho que pocas veces el conjunto granota haya conseguido puntuar en dos encuentros consecutivos. Con este empate ya son tres los puntos en los cuatro disputados en las últimas dos jornadas, lo que deja claro el buen momento que atraviesa el equipo. Un punto que pudieron ser dos, sino llega a marcar el equipo ilicitano el tanto de la igualada en el último instante.

El conjunto de Juan Ángel Perdigón comenzó bien el encuentro con un buen trabajo en defensa y una gran eficacia en ataque. El Levante UD BM Marni fue el claro dominador de la mayoría de la primera parte, en la que llegó ir mandando por 9-14 a falta de cinco minutos para el intermedio. Sin embargo, un bajón en el momento más inoportuno, provocó que el Elche C.F. infringiera un 4-0 de parcial, para alcanzar el descanso con tan solo un gol de desventaja.

Foto: Octavio Arnao / Levante UD BM Marni
El golpe anímico negativo para los granotas y positivo para los ilicitanos, continuó en la segunda mitad, en la que el equipo local fue mejor, con una defensa fuerte y motivada, que provocó múltiples pérdidas de balón del Levante UD BM Marni. Situación que puso en peligro el partido para los de Orriols, que a falta de veinte minutos se vieron 21-17 por detrás. Pero el carácter del equipo se ha fortalecido en las últimas semanas, y en lugar de venirse abajo, se puso manos a la obra para abalanzarse sobre los puntos. Una reacción que se fraguó en la igualada, merced a un gol de Jaume a falta de seis minutos, y a falta de treinta segundos, otro tanto de Pablo ponía a los granotas 25-26 al frente del marcador. La euforia a punto estuvo de invadir al equipo de Perdigón, si el lanzamiento a la desesperada del pivote del Elche desde nueve metros, casi a tiempo cumplido, no llega a sorprender a los granotas. 

A la postre, igualada a 26. Un empate que se tornó en agridulce. Dulce por la situación del choque a falta de veinte minutos y lo importante que supone siempre sumar, y agrío por haber tocado la segunda victoria consecutiva con la yema de los dedos. El Levante UD BM Marni se sitúa octavo, gracias a la buena diferencia de puntos en contraste con la de sus rivales directos, con los que tiene un cuádruple empate. El punto deja en tres la diferencia con el Eivissa y el Almoradí, que son los que se encuentran empatados a cuatro puntos, siendo los ibicencos los que ocupan la plaza de descenso tras su derrota ante los alicantinos. El próximo domingo, los granotas tienen una cita complicada ante el Sant Joan, ubicado en la parte alta de la tabla. Será una buena prueba de fuego al dulce momento de forma del Levante UD BM Marni.

Fuente de información: Cuerpo Técnico del Levante UD BM Marni

Fuente: rfebm.net