jueves, 10 de septiembre de 2015

Sevilla FC: Distintos nombres, misma ilusión

-Fotografía: Unai Emery/ El Mundo-
Renovarse o morir. Parece la filosofía propia de un equipo que, con mimbres de hojalata, debe reinventarse y reconstruirse temporada tras temporada a tenor de una complicada economía que apenas le permite vivir de cesiones y contratos exiguos, ¿verdad? Pues no. Esto es España y la Liga del señor Tebas y compañía obliga a un equipo que ha clasificado en quinta posición y ganado la Europa League a sufrir una metamorfosis absoluta para afrontar un nuevo curso.

Eso sí, si algo agradecen en Nervión es haber conservado al timonel de la plantilla en su banquillo. Unai Emery rechazó suculentas propuestas del fútbol italiano (concretamente del Milán, donde acabó su estilete Bacca) para dirigir a los hispalenses un peldaño más arriba tanto en España como en Europa. Será la primera temporada de Unai como técnico de Champions League desde su estancia en Rusia y, lógicamente, su estreno al máximo nivel continental como sevillista.

-Fotografía: Konoplyanka/ ABC-
La estrategia en el mercado de Monchi, por supuesto, solamente puede calificarse con una palabra: brillante. Si bien es cierto que el equipo ha perdido algunos de sus pilares fundamentales, caso de Aleix Vidal o Bacca, las llegadas no han hecho sino mejorar lo presente. Todo esto sin olvidar que ambos futbolistas costaron 3 y 9 millones a un Sevilla que los ha vendido por 22 y 30. Hagan cuentas. Mbia, Arribas, Deulo, Denis o el capitán Fernando Navarro han sido algunos de los otros futbolistas que han abandonado la disciplina rojiblanca para dejar paso a las nuevas piezas.

Mariano, Rami, Escudero y Andreolli han cerrado un póker de fichajes en la retaguardia con los que dar relevo en cada una de las cuatro demarcaciones defensivas que plantea habitualmente Unai. Especialmente significativa resulta la llegada de Adil, que en sus primeros meses como sevillista ha dejado unas sensaciones brillantes que, desde el club, esperan no se diluyan como sucedió en su etapa en Valencia.

NZonzi pondrá músculo en la medular para consagrar ese innegociable doble pivote del técnico de Hondarribia. El futbolista llega con el fin de paliar la marcha de Mbia y, si las lesiones le respetan, se convertirá en una pieza fundamental detrás de esos cuatro hombres encargados de disparar las dosis de magia y precisión hacia los arcos rivales. El danés Kröhn-Delhi, después de un año estratosférico en Vigo, también aterriza y lo hace, además, a coste cero.

-Fotografía: Iborra/ MARCA-
Precisamente de tres cuartos de campo en adelante encontramos los que, a juicio de un servidor, son los mayores logros de la secretaría técnica sevillista. Konoplyanka, auténtica revelación de la pasada Europa League y una de las joyas del mercado, ha llegado junto a Fernando Llorente sin que el Sevilla haya desembolsado un solo euro. El italiano Inmobile, cedido desde Dortmund, y el francés Kakuta completan el apartado de llegadas de un Sevilla que, por supuesto, no renuncia a sus bases.

Futbolistas aguerridos y con entrega entre los que la verticalidad y la capacidad de sacrificio son las dos grandes virtudes. Y qué mejor ejemplo que el de un Vicente Iborra que, tras un año complicado en su llegada, ha convencido a Unai con su fútbol y sus cualidades para convertirse en una pieza clave y única de un auténtico equipo de Champions.