martes, 22 de septiembre de 2015

SD Éibar: Más 'armero' que nunca

-Fotografía: Mendilibar/ SPORT-
El Éibar se ha convertido, por fuerza e imperativo, en una de las gratas sorpresas de este primer mes de Liga. Después de firmar también un esperanzador y sobresaliente inicio la pasada campaña y terminar abocado a un descenso del que únicamente le salvó el mal hacer fiscal del Elche, Mendilibar ha vuelto a tomar las riendas de un equipo al que llevó a una de sus épocas más doradas en los inicios de la pasada década y que ha recuperado, con una mezcla de juventud y veteranía, un espíritu competitivo que, para nada, se riñe con el buen fútbol siempre propuesto por el míster vasco.

Una renovación profunda

Desde el estamento técnico hasta la punta de lanza, el conjunto azulgrana ha sufrido una completa metamorfosis. Hasta casi quince futbolistas han apuntalado un plantel que, tras el supuesto y digerido descenso a la categoría de plata, se había desmembrado por completo. El equipo ha mejorado en su profundidad y ha adquirido una serie de conceptos y galones en cuanto a experiencia especialmente que, a buen seguro, le serán de enorme utilidad en su nueva aventura en la élite.

-Fotografía: Iván Ramis/ Las Provincias-
Una defensa experimentada

Dos Santos y Ramis han sido los elegidos para asumir el mando desde atrás. El brasileño llegó desde el Almería, donde formaba pareja con el levantinista Trujillo, mientras que el balear abandonó precisamente la disciplina valenciana después de unos meses en los que no rindió, tal vez, al nivel que todos esperaban. Además, Pantic, Luna o Juncà aportarán esa dosis extra de frescura y ambición que, por supuesto, es también más que esencial.

Salto de calidad en la franja ancha

El Éibar ha invertido, y muy bien, su escasa dotación económica en reforzar el centro del campo y la parcela de tres cuartos. Futbolistas como Eddy (gran proyección) o Escalante, fundamental en estas primeras semanas, han hecho que el equipo gane en equilibrio y en conexión con una línea de tres cuartos que cuenta con futbolistas de la talla de Saúl Berjón o los recién llegados Keko, Hajrovic y Adrián González. Especialmente sobresaliente está siendo el inicio liguero de este último, asumiendo su notable capacidad y dejando atrás un apellido que parecía haber lastrado su todavía joven carrera deportiva.

Ganas de triunfar y golear

-Fotografía: Sergi Enrich/ Diario Vasco-
Los dos arietes elegidos como estandartes del proyecto y que acompañarán al veterano Arruabarrena son futbolistas con escasa o nula experiencia en la Liga BBVA. Sergi Enrich, canterano del Mallorca, ha brillado durante tres cursos consecutivos en Segunda División defendiendo las elásticas de Recreativo, Alcorcón y Numancia, mientras que Borja Bastón aterriza después de destacar, y de qué manera, en las filas de un Zaragoza que estuvo cerca de conseguir el ascenso de categoría. Con ambos jugadores, el potencial ofensivo armero se incrementa notoriamente y permite dejar definitivamente en el olvido fichajes frustrados como los de Piovaccari, Del Moral o el espigado Dejan Lekic.