lunes, 30 de marzo de 2015

La Liga castiga al Levante con los horarios

Sin margen de reacción ni tiempo para descansar. Así afrontará el Levante el próximo mes en Liga, como un duro castigo y con la fijación de unos horarios cuestionables y poco óptimos para llegar en las mejores condiciones físicas.

Foto: Jorge Ramírez / Levante UD
Hasta un total de siete partidos tendrán lugar desde abril hasta el primer día de mayo. Esta etapa frenética arrancará el próximo sábado a domicilio ante el Almería, el cual es uno de los duelos directos más cruciales por el objetivo de la permanencia. Tras haber descanso este pasado fin de semana por compromisos internaciones, habrá jornada intersemanal y se recibirá el martes 7 de abril a las diez de la noche, con tan solo tres días de diferencia, al Sevilla FC del ex-levantinista Iborra.

El Levante gozará de descanso de partidos durante el sábado y domingo posterior. Sin embargo, a pesar de la importancia que tiene el derbi regional valenciano, se ha fijado la disputa del choque entre valencianistas y levantinistas para la tarde-noche del lunes 13 de abril. Dicho partido clausarará la jornada, pero para más inri el propio Levante abrirá la siguiente, de nuevo un viernes en Orriols. No solo esto afectará en los futbolistas, sino que los mismos aficionados tendrán que replanificar su agenda o renunciar a asistir.

Para finalizar, se repetirá una etapa con la disputa de tres partidos con únicamente seis días de diferencia. Tras viajar a la capital española para medirse al Getafe, volverá a haber partido un martes en el Ciutat de Valencia, tal y como sucedería anteriormente contra los sevillistas, pero en esta ocasión contra otro club andaluz como el Córdoba y también con la estancia en primera división en juego. Y si se pensaba que no podía ser peor, la jornada 35 volvería a descorcharla el Levante desplazándose a Anoeta un viernes, el primero de mayo.

Podrá ser coincidencia, casualidades del destino o tener un mal pensamiento, pero sin duda esta programación de horarios no solo hacen daño al Levante, sino también al aficionado al fútbol. En esta Liga presidida por Javier Tebas reina el caos.


ARTÍCULO PATROCINADO POR: