viernes, 14 de marzo de 2014

El Levante se acoge a las Fallas para certificar el cambio de objetivo ante un Celta sin Rafinha

Barral en el encuentro de ida | Foto: Jorge Ramírez/LevanteUD
Se dice que las Fallas nacieron del gremio de los carpinteros de la ciudad de Valencia. La historia cuenta que quemaban todos aquellos trastos viejos e inservibles aprovechando las vísperas de las fiestas de su patrón, San José, dejando así sus talleres limpios para la entrada de la primavera.

Pues bien, el Levante busca hacer honor al origen de la fiesta valenciana por excelencia, que comienza su semana grande este fin de semana. También en vísperas de San José, los de Joaquín Caparrós tratarán de quemar de forma definitiva el viejo objetivo de la permanencia, para dejar hueco en sus ilusiones a la ambiciosa meta de alcanzar una segunda participación en la UEFA Europa League. Es el Levante, digan difícil, nunca imposible.

Si este no es suficiente aliciente para pasar una buen rato en el Ciutat de València antes de disfrutar de una ciudad en fiestas, el rival no podía ser mejor para disfrutar de un gran partido de fútbol. El Celta de Vigo, aunque empezó la temporada dubitativo, ha sido uno de los equipos que mejor fútbol ha practicado este año y, de la mano de Luis Enrique, ha conseguido adquirir un bagaje de puntos importante en su lucha por la permanencia.

Foto:Jorge Ramírez/LevanteUD
El Levante llega en su mejor momento de forma. La derrota del Bernabeu cortó la extraordinaria racha de ocho partidos sin perder que llevaba el conjunto granota, pero a pesar del 3-0 el equipo no abandonó su imagen de escuadra seria y ordenada, al que solo le faltó algo más de protagonismo en ataque.El día a día sigue reflejando el alto estado de ánimo de una plantilla que, además, se encuentra totalmente sana para afrontar los próximos retos.


Joaquín Caparrós solo contará con la baja obligada del sancionado David Navarro, al desestimar el comité de apelación el recurso presentado por el club, y recupera a los sancionados ante los blancos: Diop, Simao y Casadesús. Por lo demás, el técnico utrerano ha dejado fuera de la convocatoria, por decisión técnica, a Nagore, El Adoua, Pedro Ríos, Pallardó y Ángel. Por lo que destaca el regreso a la lista de Héctor Rodas y Babá.

El cuerpo técnico del Levante UD también parece contento con el rendimiento del equipo en la últimas semanas, por lo que se vislumbran pocos cambios en el once habitual. En la zaga, sin Navarro y con la duda de si Caparrós volverá a contar con Héctor, será previsiblemente la formada por Pedro López, Vyntra, Juanfran y Nikos. En el doble pivote, Simao y Diop llevan meses mostrándose intocables, pero la progresión positiva del estado de forma de Sissoko hace que ninguno de los dos pueda bajar la guardia. En la zona de ataque, tras el gran partido ante Osasuna, todo parece indicar que Ivanschitz por la izquierda, Rubén por la derecha y Barral en punta, volverán a ser los encargados de generar el peligro en la portería rival. Queda la duda de si el utrerano volverá a dar la mediapunta a Casadesús, tras regresar de su sanción, o por el contrario dará la alternativa a la magia de Nabil El Zhar u optará por aportar algo más de músculo al mediocampo. Por lo demás, lo que parece claro es que el Levante pondrá especial atención en realizar una presión intensa y avanzada sobre los vigueses, a sabiendas de que el buen trato de balón es el principal arma visitante.

Rafinha | Foto: lajugadafinanceria.com
Por su parte, el Celta de Vigo cuenta con un gran hándicap para visitar uno de los campos más duros de la Primera División. Para alivio de los planes granotas, Luis Enrique no podrá contar con su estrella Rafinha, debido a una artritis traumática en el primer dedo de su pie izquierdo. Es evidente que los celtiñas son mucho más que el jugador hispano brasileño, pero cualquiera que haya visto la mejor versión del club vigués, habrá comprobado como se ha producido cuando el hijo pequeño de Mazinho ha cogido las riendas del juego. Por lo demás, el resto de jugadores se encuentran disponibles para el técnico asturiano, y tan solo Welliton y Rubén Blanco se han quedado fuera de la citación.

Sin Rafinha y tras la derrota ante el Atlético, ya con la baja del crack celtiña, es una incógnita saber si Luis Enrique repetirá el mismo once de la semana pasada. En él, optó por un ataque formado por Orellana, Charles y Nolito, escudado por un mediocampo con Álex López, Oubiña y Krohn-Dehli. Sin duda, un equipo de garantías y con un gran trato del balón, que no pondrá nada fáciles las cosas a los granotas.

Si de algo no hay duda, es que el partido de mañana tiene todos los ingredientes para disfrutar de dos buenas horas de fútbol en el Ciutat de València. Dos equipos competitivos y sin excesiva presión clasificatoria, en el marco de una Valencia festiva y soleada.


ARTÍCULO PATROCINADO POR