sábado, 5 de enero de 2013

Un regalo en la memoria

Me vais a permitir que os haga memoria. Que os recuerde esa agradable tarde de mayo, casi anocheciendo. Un servidor llegaba emocionado, ilusionado, esperanzado, pero con el miedo de sentir que el dulce paladeo del éxito dependía de noventa efímeros minutos. La gente sonreía por doquier, exhibía sus pancartas de ánimo y apoyo como recompensa a un año inolvidable. Pasara lo que pasara, jamás se encontrarían las palabras adecuadas para describir una sensación única. Finalmente, y con justicia, el Levante venció por tres tantos a cero (con el argelino Ghezzal como estilete) y el delirio invadió el Ciutat de València con lágrimas de alegría que inundaron un césped que también quiso decir hasta siempre.

Empieza 2013, y lo hace rememorando la visita de un Athletic de Bilbao que poco tiene que ver con el de hace unos meses. Una completa desestructuración interna en el plano deportivo iniciada desde los altos estamentos, con cabreos mutuos entre Bielsa y sus jugadores, la polémica salida de Javi Martínez rumbo al FC Bayern de Münich y la más que posible marcha de Llorente en los próximos días a la Juventus de Turín. No obstante, la enorme calidad que poseen muchos de los componentes de la plantilla, aderezada con su juventud y deseo de triunfar, hacen que sea un rival más que peligroso y complicado. Por si fuera poco, cuentan además con Aritz Aduriz (quien llegó el pasado verano como recambio de Fernando Llorente) en estado de gracia.

Como es habitual, Marcelo Bielsa no pone trabas a la hora de ofrecer el que será su once inicial. Con el joven Laporte como central (ojo a este chico), De Marcos y Gurpegui variarán su posición, actuando el primero de ellos como lateral zurdo y el veterano centrocampista en su demarcación natural.

Juan Ignacio Martínez, por su parte, contará con dos bajas muy sensibles que le obligarán a trastocar sus planes iniciales.  Por un lado, la lesión de José Javier Barkero, que todavía le mantendrá unos días alejado de los terrenos de juego. Además, los supuestos problemas burocráticos con el visado del nigeriano Obafemi Martins (mejor no entrar en polémicas) impedirán que el ariete sea de la partida. Sin embargo, la confianza depositada por el preparador en Ángel y Roger auguran una garantía goleadora que, esperemos, esta tarde quede confirmada.

Un día especial este 5 de enero, noche de Reyes, que además es muy probable traiga consigo dos fantásticos regalos: la renovación, un año más, de Sergio Ballesteros, y la llegada de Valdo. Habrá que esperar un poquito más...