martes, 10 de julio de 2012

El Levante B jugará oficialmente en 2ª división B

Corren tiempos de crisis y muchos equipos de fútbol sin gran renombre o sin muchos apoyos se ven con deudas que no pueden asumir, viéndose obligados a descender de categoría. Este año ha vuelto a suceder. El CD Badajoz, CF Palencia, AD Ceuta, CD Denia y CD Puertollano no han podido hacer frente a estos pagos y tendrán que jugar en la tercera división, tras bajar de la división de bronce, o lo que es lo mismo, la segunda división B.

Tras hacerse eco de estos problemas, algunos equipos -unos con menos opciones que otras- se ofrecieron a ocupar la plaza que éstos ocupaban. Eso sí, mediante pago de una cifra económica. Finalmente, los beneficiados han sido el RCD Espanyol B, Real Madrid C, Real Avilés, Racing de Santander B y LEVANTE B. Sí, el filial levantinista fue uno de los que presentaron la propuesta y la documentación en busca de un ascenso, y tras renunciar el Catarroja a la opción preferente que tenía, por haber terminado por delante en la última temporada.

Dichos clubes, tendrán que abonar una cifra estipulada en alrededor de los 190.000 €, el doble de inferior a la del año pasado, cuando también hubo ocasión de conseguir este "ascenso económico" pero no se vio oportuno. Esta vez, el club y el consejo de administración han dado el visto bueno a este gasto, ya que además se piensa que podría garantizar un beneficio deportivo para la cantera del equipo. 

El ascenso no se consiguió deportivamente este año, pero sí se apreció un gran rendimiento, y prueba de ello es que el filial se codeó con el liderato de su grupo de tercera división y finalmente cayó eliminado en la segunda ronda de play-off.

Uno de los objetivos principales con este ascenso es el de potenciar y favorecer la evolución de algunos jugadores en una categoría superior de cara a un posible salto al primer equipo en años futuros. Es el caso de varios jugadores cuyos nombres están subrayados y observados al detalle: Roger, Iván López e Higón.

En el caso del primero, en el del delantero, a pesar de sus tres decenas de goles, no han servido para tener una oportunidad entre los grandes. Si en la categoría de bronce diera un rendimiento notable, no sería de extrañar que fuera uno de los delanteros para 2013/14. Por su parte, la juventud y falta de experiencia de Iván, aunque es incluso internacional sub-19 con España, es un handicap. Aún así, es el más serio aspirante a disponer de más minutos y a falta de conocer o no si se contratará a un lateral diestro para la primera plantilla. Por último, Higón se garantiza seguir sí o sí este año con el Levante. Tras la firma de su último contrato profesional, si no convencía a Juan Ignacio Martínez durante pretemporada o el B ascendía, se veía "obligado" a buscar una salida en forma de cesión. Pero finalmente la fortuna le ha sonreído y ha podido evitarlo, por lo que tras el fichaje de Pedro Ríos, será una de las piezas para José Gómez, míster del filial, en sus filas.

Esperemos que el esfuerzo tenga los beneficios esperados y que, tanto en conjunto como individualmente, para el Levante le sea factible de cara a la proyección de sus jóvenes promesas. De la gente que viene por detrás, esa que muchas veces parece olvidarse y se usa únicamente como último recurso.